Usar tanto el celular puede dañar la piel de tu rostro





Hemos llegado al punto en el que negar nuestra adicción al smartphone es inútil. Consultar tu teléfono es lo primero que haces al despertar, y lo último antes de dormir. Pasas horas y horas recorriendo tus feeds de redes sociales como si tu vida dependiera de eso y, estás tan acostumbrada, que es una actividad completamente cotidiana. Lo que probablemente no sepas es que pasar tanto tiempo frente a tu pantalla está causando estragos en tu piel.

Pero… ¿qué? ¿Cómo? Sí, todos aquellos cuidados que has puesto en tu rostro han sido inútiles contra el uso de tu smartphone. Y es que es capaz de causar más de un daño. ¿No lo sabías? Explicamos los males, la causa y las posibles soluciones.

  • Envejecimiento prematuro

Seguramente sabes sobre los efectos negativos de los rayos ultravioleta en tu piel, pero… ¿has oído hablar sobre la luz azul? Las pantallas emiten luz visible de alta energía (también conocida como luz azul), la cual puede acelerar el envejecimiento, empeorar arrugas, líneas de expresión y provocar hiperpigmentación. ¿Cómo evitarlo? Si reducir el tiempo que pasas frente a la pantalla no es una opción, deberás buscar un bloqueador solar de gran espectro con luteina entre sus ingredientes.

  • Dermatitis

¿Has notado un salpullido en la piel de tu rostro o manos? Tal vez estés teniendo una reacción alérgica a tu teléfono. Están compuestos principalmente por níquel y cromo, materiales altamente alergénicos. Una posible solución es cubrir tu teléfono con una funda de plástico.

  • Acné

¿Has tenido brotes de acné a los que no les encuentras ninguna explicación? Tal vez tu smartphone sea la causa. Estudios han comprobado que la pantalla de un teléfono tiene más bacterias que un inodoro público. Estos aparatos funcionan como imanes de bacteria, acumulando toxinas en su pantalla. Sí, la que pones en tu rostro para tomar una llamada. Para evitarlo, lo más recomendable es limpiar tu teléfono al menos dos veces al día, usar más los audifonos/manos libres y, por supuesto, usar un buen limpiados facial al terminar el día.

  • Manchas

Debemos aclarar este punto: la exposición a la luz azul no es capaz de provocar cáncer de piel, pero sí de aumentar la producción de pigmentos. Es decir, revisar Instagram tan seguido podría estar manchando tu rostro. ¿Que cómo evitarlo? Deberás asegurarte de que tu piel esté recibiendo una buena dosis de antioxidantes.

FUENTE: Vogue




COMENTA LA NOTICIA