Un vibrante homenaje a la cultura de clubs LGBT con travestis invitadas de lujo





Andy Butler ha sabido vehicular su pasión por el house noventero de manera ejemplar en su proyecto Hercules and Love Affair. Porque en sus discos no solo apuesta por recuperar la vertiente hedonista inherente al género, también lo ha convertido en vehículo de activismo LGTB e incluso en herramienta confesional. Álbum a álbum, ha ido apostando por incorporar a vocalistas que podían ayudarle a transmitir sus mensajes, por personales que fuesen. En su cuarto álbum, Omnion, ha sabido huir de nuevo de la obviedad al apostar por invitados como el cantante The Horrors Faris Badwan. Y ha incorporado al álbum su reciente recaída en las drogas y posterior rehabilitación (My Curse and Cure). Pero evita en todo momento el mal rollo y la autocompasión, todo un acierto. Rejoice, como Wildchild, son nuevos ejemplos de su habilidad para componer artefactos megabailables.

En el recién estrenado vídeo de Rejoice, Andy Butler vuelve a aparecer, después de mucho tiempo sin dejarse ver en los vídeos de su personal proyecto. Así lo ha explicado él: “Tras seis años sin aparecer en ningún vídeo de Hercules & Love Affair (más por accidente que por designio), esta vez sí quería que apareciésemos en el vídeo. Rouge Mary es una artista tan feroz que no podíamos hacerlo de otra manera, para captar toda nuestra energía en el vídeo”.

Cuentan con dos estrellas undreground de lujo como invitadas: Cibersissy (el artista Antoine Timmermans) y BayBJane (el performer Mourad Z. que, con 1,40m, es una de las travestis más bajitas del mundo). Para este canto a la vida que es Rejoice, Butler y el director del vídeo Will Kennedy querían contrar con drags que contribuyeran a reforzar el mensaje positivo de la canción, "porque son artistas que, a pesar de haber tenido vidas complicadas, se muestran orgullosas de su lucha actuando en un club". Y lo contagian.

FUENTE: shangay




COMENTA LA NOTICIA