Tus fotos de comida podrían ayudarte a bajar de peso





Primero debes dominar una habilidad que incluso a los nutriólogos les cuesta trabajo.

Primero, las buenas noticias: según investigadores de la Universidad Estatal de Oregon, tomarle fotos a tu comida puede tener beneficios para tu salud, incluidos la pérdida de peso y una mejor nutrición.

Pero, primero debes aprender a identificar adecuadamente los tamaños de las porciones. Sin esto, estarás comiendo muchas calorías de fuentes que no son exactamente las ideales sin saberlo. La mala noticia es que, según el estudio, incluso los nutriólogos tienen problemas para dominar esta habilidad.

En el estudio, se les pidió a estudiantes de nutrición que identificaran comidas y tamaños de las porciones en fotografías de alimentos en platos. Ellos identificaron correctamente nueve comidas distintas casi el 80 por ciento de las veces, pero tuvieron problemas con los tamaños.

Solo 38 por ciento de los estimados estuvieron dentro del 10 por ciento del peso real de la comida. Algunos alimentos que tenían una densidad energética más alta o amorfos –como las plastas de helado- eran los más difíciles de evaluar. Por ejemplo, solo el 18 por ciento evaluó correctamente la cantidad de helado que se les mostró, dando lugar a una diferencia de 93 calorías más que las identificadas.

Con las papas fritas, el 31 por ciento identificó la cantidad correctamente, pero aquellos que fallaron, lo hicieron por alrededor de 50 calorías en su estimación. Ninguno de los participantes en el estudio fue capaz de identificar correctamente los tamaños de las porciones en una ensalada mixta.

Tomarle fotos con tu celular a tu comida puede ser benéfico para tu salud, debido a que te pueden proveer información más acertada y objetiva que el solo tratar de recordar lo que comiste recientemente. Los investigadores indicaron que, por ejemplo, un paciente pre diabético puede tomar fotos de lo que come en tres días y enseñárselo a su nutriólogo para que este le haga recomendaciones al respecto.

Sin embargo, los beneficios se reducen significativamente sin el conocimiento adecuado sobre las porciones. Sin esto, el nutriólogo puede subestimar o sobreestimar la ingesta calórica, la densidad nutricional o la ingesta de sal. Para perder peso, saber cuánto comes es igual de importante como saber qué comes.

Los investigadores le sugieren a los nutriólogos llevar a cabo entrenamientos para poder ser capaces de usar las fotos del smartphone como fuente de información. Pero, hasta entonces, hay una mejor manera para que puedas determinar de mejor manera las porciones: cocina más.

En el estudio, los estudiantes que evaluaron mejor las porciones, fueron aquellos que tenían más experiencia cocinando en casa con recetas, lo que requiere medir frecuentemente la cantidad de ingredientes. Los investigadores sugirieron que este hábito te ayuda a identificar mejor las porciones.

FUENTE: Men's Health




COMENTA LA NOTICIA