Tonifica tu cuerpo con clases de Aquagym





En pleno verano, las ganas de practicar deporte se van diluyendo y damos pasos a los días de playa y piscina. Pero, ¿y si pudiéramos combinar ambas cosas? ¿Practicarías deporte dentro del agua?

El Aquagym, más allá de ser un deporte acuático para personas lesionadas y de la tercera edad, es unaactividad válida para todas las edades. Los numerosos beneficios que aporta esta práctica ha hecho que la demanda aumente verano tras verano.

El Aquagym consiste en realizar ejercicios en una piscina de un poco más de un metro de profundidad al ritmo de la música. Ya que es la música la que marca la intensidad de los ejercicios. Normalmente las clases de Aquagym se estructuran en: estiramientos previos (fuera de la piscina y que sirven para evitar lesiones posteriores); ejercicios de activación (ya dentro del agua); ejercicio aeróbico (donde se realiza el ejercicio más intenso); vuelta a la calma; y ejercicios de estiramientos y relajación.

¿Qué te ofrece el Aquagym?

Apuntarse a clase de Aquagym va a resultarte divertido y, al vez, vas a obtener numerosos beneficios de ello. Estas son las ventajas que te ofrece la gimnasia acuática:

  1. Ayuda a perder peso. Debido a que el agua está más fría que la temperatura de nuestro cuerpo, este está más activo y trabaja más. Además, al realizar un movimiento continuo contra la resistencia del agua, la pérdida de líquidos es mayor. Cabe destacar que al no tener sensación de calor bajo del agua podemos aguantar más tiempo realizando una actividad física. Lo que se traduce en mayor pérdida de peso.
  2. Tonificas tu cuerpo. Como ya hemos dicho, los ejercicios que realizarás serán contra la resistencia del agua. De esta manera tus músculos deberán realizar un mayor esfuerzo y conseguirán fortalecerse.
  3. Evita el impacto. Al contrario que otros deportes como el running, el Aquagym no produce impactos contra el suelo durante su actividad. De esta manera se convierte en un deporte perfecto para personas con problemas en las rodillas, espalda, sobrepeso… Se trata de una actividad terapéutica.
  4. Mejora del sistema cardiorrespiratorio. La intensidad de los ejercicios y la baja temperatura del agua, hace que nuestros sistema cardiorrespiratorio y vascular trabaje más para mantener el cuerpo activado y con el riego sanguíneo adecuado.
  5. Alivia el estrés. Como cualquier deporte, la gimnasia acuática ayuda a reducir el estrés. Además, con el Aquagym acabas las clases con una sensación de relajación y bienestar debido a los beneficios del agua fría.

¿Qué te parece el Aquagym? ¿Vas a probarlo? La gimnasia acuática es una buena actividad para refrescarse y mantenerse en forma este verano.

FUENTE: Guía Fitness




COMENTA LA NOTICIA