Tipos de pene. ¿Cuáles dan mucho más que pena? - Roes en Boy4ME





A todo gay le encanta comerse un buen trozo de carne. Eso es un hecho, sino resultaría extraño, ¿no? Y es que si algo es cierto es que los homosexuales tenemos una fijación (o adoración) por el pene, que muchas veces va más allá de lo normal. En cambio, para las mujeres a pesar de ser importante, no representa de tal relevancia como lo es para nosotros. Analicemos el porqué.

A pesar de que se ya se haya hablado TANTO de eso, lo cierto es que cuando se trata de sexo no hay tema que se agote. Pensé que resultaría aburrido y repetitivo hacer una columna cuestionando la importancia del tamaño del pene a la hora de echar pasión y enfocarla hacia esos que no nos gustan, pero resultó todo lo contrario, y es que al preguntar a hombres y mujeres sus opiniones, las respuestas fueron de lo más sorprendentes y hasta cómicas.

¿Por qué hombres y mujeres si este es un espacio dirigido al público gay? Fácil, porque la mentalidad y las expectativas de ambos son simplemente dignas de compararse.

Publicacion_21.2.png

Empecemos pues. ¿El tamaño importa? Sí, por más que digan que no es importante la verdad es que lo es. Curiosamente la mayoría de las mujeres dijo que lo importante era que supieran usar su herramienta sin importar si era chica o grande. En cambio, todos los hombres (gay, por supuesto) no dudaron en dejar de lado la técnica para darle importancia a la longitud. ¿Por qué para todo hombre es mejor un pene de buen tamaño a la hora del sexo? OJO, que no dije “un pene grande”. La respuesta está en que los gays somos más visuales, preferimos ver algo que nos motive, que nos prenda, que nos incite a jugar con él, a darle besitos y apretones. Y hablando por los pasivos, un pene chico no les hace ni cosquillas. ¡Qué importa si tiene o no cuerpazo! Lo importante es que la tenga bien, porque es preferible uno flaco con buen paquete que uno mamado de corto alcance.

¿Y de qué medidas hablamos cuando decimos “de buen tamaño”? Aunque científicamente el tamaño promedio del pene en estado de erección es de 14.5 cm (sí, leíste bien) para TODOS, tanto hombres como mujeres esa medida no es suficiente. En general, la mayoría llama “normal” a un pene de 16 a 17 cm, tomando cualquier cosa bajo esa medida como pito chico y todo por encima de ella como de buen ver. Aunque debo decir que algunas respuestas me sorprendieron, pues no faltó quien dijo que lo regular era de 18 a 20 cm. ¡Toma! Esos sí que no son de boca chiquita, literal.

Una de las dudas que tenía curiosidad por resolver, era la reacción de un activo ante el tema. Se dice que al no ser penetrado, el activo tiene más predilección por las nalgas que por el pene de su pareja sexual, y comprobé que eso es sólo un mito. Los activos también las prefieren grandes. Y algo que me sorprendió fue saber que tanto pasivos como activos nos hemos vestido y retirado de la escena cuando a la hora de la hora nos topamos con una miniatura colgando entre las piernas del otro. Claro que no falta quien pueda compadecerse y seguir, tratando de hacer sentir cómodo al chavo, pero la realidad es que es una minoría la que lo hace. El rechazo que tenemos hacia alguien con pene pequeño va más allá de la cara o del cuerpo, quizá hasta más allá de la satisfacción sexual.

Publicacion_21.3.jpg

¿Por qué? Es bien sabido que desde siempre el tamaño del miembro es sinónimo de hombría, no por nada aquellos bien dotados lo van presumiendo por la vida, a veces hasta sin que se les pregunte al respecto. Y si tú eres uno de ellos, déjame decirte que por más difícil que parezca, a la hora del sexo tanto mujeres como hombres demostraron cierta negatividad ante un pene de más de 20 cm. Que si lastima, que si no es ideal para hacer sexo oral, o que si el que lo tiene cree que sólo por eso ya no debe esforzarse en la cama. Los motivos varían, y aunque se admite que una buena herramienta es atractiva visualmente, cuando hablamos de penetración ya no resulta tan deseada. Eso sí, la reacción ante una de tamaño pequeño es diferente. Esas causan flojera y baja de excitación, pero jamás dolor.

¿De dónde viene eso de que entre más grande es mejor? Sin duda la industria del porno ha ayudado demasiado a acrecentar ese rumor, pues en las películas o videos vemos tipos a veces con monstruosidades colgando y hemos llegado a aceptar ese tipo de tamaños como “normales”, sin tomar en cuenta que detrás de cada escena hay muchos factores que ayudan al talentosísimo actor. Ya sean los ángulos de las tomas, rebajar el vello a casi nulo, el uso de aparatos que alargan y ensanchan el pene temporalmente o que se contrate a tipos de estatura baja con miembros un poco más grandes de lo que sería proporcional a su cuerpo.

¿O qué pensabas que todo eso era natural? Pues no, temo reventar tu burbuja pero la realidad es que el 80% de los tamaños que vemos en pantalla son producto de ese tipo de “ayuditas”.

Por Juan Carlos Roes para Boy4ME

Twitter: @jc_roes

Facebook: JuanCarlos Roes

Gmail: jcr035@gmail.com

#BlogRoes: juancarlosroes.blogspot.mx

#NoTanRosa: roesnotanrosa.blogspot.mx



COMENTA LA NOTICIA