Tipos de novios... ¿Cuáles son los peores? - Roes en Boy4ME





Existen muchísimos tipos de novios. Los hay amorosos, entregados, divertidos, sexuales, esos a los que tu familia ama desde el primer momento o aquellos que tienen un no sé qué que nos resultan demasiado atractivos. Por otro lado, también existen ese tipo de novios que sólo nos dejan en la mente 5 sencillas, pero decisivas palabras: NO LO VUELVO A HACER.

Para este artículo me puse las pilas (no quiere decir que en los otros no lo haga, aclarando) y a amigos, gente en la calle y a través de mis redes sociales hice la siguiente pregunta: ¿Cuál es el tipo de novio que NO quisieras tener jamás? Como siempre, las respuestas variaron en grados impresionantes, pero después de una (ni tan) exhaustiva revisión de las respuestas obtenidas, llegué a la conclusión de que existen 8 tipos de novios que NADIE quiere tener.

Publicacion_35.2.jpg

El Urgido

¿A quién no le ha tocado uno de estos? El novio urgido es aquél que al mes de relación ya está hablando de vivir juntos, en su mente ya tiene lista toda la decoración de la casa que van a compartir, cuántos perros van a adoptar, quién va a cocinar y quién a lavar el baño. Va, sabemos que en estos tiempos atrapar a un hombre que valga la pena está cañón, ¿pero porqué la prisa?

El urgido muchas veces le tiene tanto miedo a la soledad que igual y ni siquiera sabe tu segundo apellido y ya se ve caminando al altar mientras suena “Halo” de Beyoncé en el fondo. Con alguien así, lo que puedes esperar es que a la segunda cita ya quiera conocer a tus amigos y hasta a tu familia porque a veces piensan que si abarcan TO-DOS los aspectos de tu vida te va a ser más difícil dejarlos. #QueMiedo.

El Patán

Estos son peores que una patada en nuestro sagrado miembro viril. El novio patán es aquél que tiene cero respeto por otros. Ese que trata a los demás como si fueran sus criadas (a veces incluyéndote). Se sienten deseados por todos y tienen el ego hasta por los cielos. Los patanes carecen de valores y muchas veces no respetan ni a su progenitora, son esos que piensan que hasta te hacen un favor por estar contigo y dejar que te vean de su mano “porque son demasiado cool y famosos en el ambiente”. Al patán parece que la educación le pasó de noche porque en rara ocasión se le nota.

Al terminar una relación, son esa clase de tipos que publican cosas como “tú te lo pierdes y yo me lo ahorro”, pensando que son TAN importantes que jamás los vas a superar. #WTF.

Publicacion_35.3.jpg

El Sucio

No, no me refiero a la cuestión sexual. Nos queda claro que a muchos nos gusta un poco de puerquez en ese sentido, ¿no? El novio sucio es aquél que es por demás descuidado no sólo en su aspecto personal sino también en todo lo que lo rodea. Seamos claros, una cosa es que (como a mí) le guste el look fachoso y despreocupado y otra muy diferente es que se vea y huela como vagabundo de colonia marginada. ¿A quién se le antoja besar a alguien a quien le apeste la boca? Un tipo sucio es aquél que tiene su casa hecha un asco a tal grado de que al ir al baño a hacer del 2 le piensas varias veces porque no vaya a ser que un bicho salte y se te meta por el ajay.

La neta, alguien que no se preocupa por sí mismo y su higiene deja mucho qué desear. Y es que si bien a veces un ligero aroma a sudor puede excitarnos, si le sumamos los demás aromas provenientes de pies, boca, cabeza y hasta de la entrepierna ya no se antoja igual. #Wakala

El Adicto

Dicen que toda adicción es mala, pero existen algunas que pueden llegar a encabr*narnos tanto que llegamos a un punto en el que la tolerancia sobrepasa su límite. El adicto es aquél que pasa dedicando la mayor parte de su tiempo a una cosa en particular, llamémosle alcohol, drogas, cigarro, celular o hasta al porno.

¿Quién quiere a un tipo que se la pasa borracho casi todos los días de la semana? ¿O a uno que no puede encontrar la diversión sin meterse equis pastillita? Ni qué decir de aquellos que nos hacen perder la paciencia estando pegados a su celular las 24 horas del día como si el no revisar su Facebook por 2 horas fuera a causar la extinción de la raza humana. Ahora que hablando del porno muchos quizá dirán que es una exageración, pero pónganse a pensar en lo siguiente: ¿Qué sucede cuando tu pareja prefiere masturbarse viendo porno que echar pasión contigo? Ah verdad, ahí ya no está tan padre.

Cuando una persona es adicta a algo, ese algo ocupa una prioridad mayor en su vida, sí, mucho mayor que su relación. ¿Y qué pasa cuando la adicción es hacia su pareja? Tampoco está cool, y es que si bien quizá él no se harte de estar contigo, tarde o temprano el que se va a hartar vas a ser tú. #UrgeRehab.

El Inseguro

¡Uy! Y de estos hay muchos. El típico novio inseguro es aquél celoso, posesivo, intenso y demandante. Ese que quiere saber qué estás haciendo, en dónde y con quién cada hora del día. Ese que excusa sus inseguridades diciendo que “se preocupa por ti” o que “te extraña a cada momento”. Sí, sí, ¡pero tampoco se pasen de v*rga!

Tener a tu lado a un hombre inseguro no sólo es estresante y dañino para tu salud física, mental y emocional, sino que también a largo plazo termina dañándolos a ellos. Quizá no se sienten tan guapos y creen que te vas a ir con cualquiera que te salude, o han tenido tan malas experiencias que desconfían de cualquiera de tus amigos y pueden llegar a prohibirte salir con tal o cual porque “de seguro quiere contigo”. Este tipo de novio te arma dramas por cualquier cosa, que si no contestaste el teléfono o lo dejaste en visto en Whatsapp, que si le dijiste que ya te ibas a dormir pero le diste like en Instagram a las fotos de no sé cuántos tipos durante la madrugada. Estos, a mi ver, son de los peorcitos. #PenaAjena

El Chichifo

Casual, este es el tipo de novio que nada más te usa para su beneficio. Cuando hablamos del chichifo no se trata de que únicamente sea un tipo de hombre al que le pagues desde la cena, el antro, los tragos o hasta la ropa. Un chichifo todavía va más allá, y es que existen aquellos que además del beneficio económico también “chichifean” atención.

Este tipo de novios son los que andan contigo para involucrarse en tu ambiente, conocer a tus amigos, darse a notar y sentirse parte de cierto grupo de personas. ¡Patéticos! Un novio así va a estar a tu lado hasta que obtenga de la relación todo lo que haya podido y después brincará a otra cama que le ofrezca algo nuevo, y a menos de que tengas más de 50 años, ya nadie te pele y estés dispuesto a pagar por compañía, NADIE quiere involucrarse con alguien así. #PorInventadas.

El Martir

Este es muy gracioso, pero no por eso menos peor. El novio martir es aquél que se la pasa quejándose de todo lo que le sucede, ese que SIEMPRE adopta un papel de víctima que hasta Maria la del Barrio se queda p*ndeja a su lado por tanta desgracia que le ocurre.

En casos como este, estos novios se tiran al suelo para que los recojas (y no en doble sentido) porque creen que es la única forma de atraer más tu atención. Y mira que pueden lograrlo MUY fácil. El desgaste emocional que se vive con una pareja de este calibre es impresionante, y es que no estarán contentos hasta que sientas sus problemas como tuyos y te arrastren con ellos a la depresión y el lamento. ¡Aguas! Que si bien muchas veces sus historias de vida y experiencias sí son deprimentes, estos van a sacarle todo el provecho que puedan para mantenerte a su lado y aplicar el famoso dicho “Misery Loves Company”. #PobrecitaPobrecita

El Infiel

¡Bueno! ¿Qué podemos decir de este? En el caso de este tipo de novio fue muy interesante que cuando pregunté por los peores tipos de novios sólo pocas personas mencionaron al infiel. Ah, pero cuando dejé entrever que entonces a pocos les molestaría andar con alguien “golfita” la GRAN mayoría me dijo que el novio infiel se daba más que por entendido entre los peores.

Y sí, ¿quién quiere a alguien que le esté poniendo el cuerno cada que se le da su ching*da gana? Ok, estoy de acuerdo en que quizá muchos estén en un punto de aceptación (open mind, que le llaman) en el que no vean el sexo con otros como algo precisamente malo para su relación, pero la cruda realidad es que la mayoría aún espera que alguien se enamore TANTO que ni siquiera se le pare viendo la foto de Nick Jonas agarrándose el paquete.

Bien dicen por ahí, el que es infiel una vez lo será cuántas veces quiera. Y a menos de que seas de los que apoya la idea de que vinimos a este mundo a compartir todo lo que tenemos, mantener una relación con alguien que no esté satisfecho con lo que tú le provees en la cuestión sexual no te va a llevar a ningún lado. #NoEsZorraEsCoqueta

El patán, el urgido, el sucio, el adicto, el inseguro, el chichifo, el martir, el infiel… ¡Lotería! Aquí es donde debo confesar que ya pasé por todos estos y créanme que NO LO VUELVO A HACER, para andar con esas mam*das mejor sigo recurriendo a aquellas que son libres de compromiso y sin drama de por medio. ¿O acaso no es mejor?

¿Te ha tocado uno de estos o crees que faltó alguno en la lista? ¡Coméntale! ;)

Por Juan Carlos Roes para Boy4ME

Twitter: @jc_roes

Facebook: JuanCarlos Roes

Gmail: jcr035@gmail.com

#BlogRoes: juancarlosroes.blogspot.mx

#NoTanRosa: roesnotanrosa.blogspot.mx



COMENTA LA NOTICIA