Tipos de azucares que debes tener en tu alacena





Cada vez hay más estudios que comprueban lo dañino que es la azúcar refinada para nuestro organismo. Aunque reducir nuestro consumo de azúcares es la mejor recomendación, te comparto 5 azúcares naturales que debes de tener en tu alacena, ya sea para cocinar, hornear o endulzar tu café.

Miel de abeja

La miel de abeja es dos veces más dulce que la azúcar, y al utilizarla puedes desarrollar diferentes notas de sabores dependiendo de las flores de donde las abejas obtuvieron su néctar. Cuando utilices miel de abeja, es posible que necesites utilizar menor cantidad que el azúcar granulado. Cuando la utilices para hornear, recuerda que utilizando miel no obtendrás productos muy crujientes, además la miel hace que los productos se doren más rápido así que debes de reducir el tiempo de horneado.

Además de todas estas características, ¿sabías que la miel de abeja nunca se echa a perder? La miel de abeja pura, tiende a cristalizarse, algo que es totalmente normal. Lo único que tienes que hacer es calentarla ligeramente para que vuelva a ser clara y fluida.

Azúcar Mascabado Oscuro

También conocida como azúcar húmeda, melaza de azúcar o azúcar de Barbados, es un tipo de azúcar derivada de la caña de azúcar, es mínimamente procesada. Probablemente es uno de los tipos de azúcar más conocidos. Se obtiene al hervir la caña de azúcar hasta que se evapora, lo que deja cristales pegajosos de azúcar. Al azúcar mascabado no se le quita la melaza ni es tratado químicamente, por esto tiene un color oscuro y una textura pegajosa.

No te confundas con la azúcar morena, ya que muchas veces a este tipo de azúcar se le añaden colorantes y saborizantes para simular la apariencia del azúcar mascabado oscuro. Por eso es muy importante leer las etiquetas. Debes de tener cuidado al momento de almacenarla, ya que es muy fácil que se formen pequeñas piedras. Lo ideal es que la pongas en un recipiente hermético y la coloques en un lugar con poca humedad. Existen algunos trucos para evitar que se endurezca, como colocar una rebanada de pan o media manzana en el recipiente.

Puedes utilizar el azúcar mascabado en las mismas cantidades que el azúcar normal, recuerda que le dará un sabor diferente y una textura más pegajosa a los productos horneados. Debido a sus características, el azúcar mascabado sabe muy bien junto a especias y a chocolate.

Miel de Maple

Igual que la miel de abeja, la miel de Maple contiene el doble de dulzor que la azúcar granulada,aunque su dulzor es menos perceptible comparado con otros endulzantes líquidos como miel de abeja o el néctar de agave. La miel de Maple no contiene suficiente azúcar para actuar como un conservador natural, por eso es recomendable mantenerla cerrada y refrigerada después de abrirla.

Estamos acostumbrados a que la miel de Maple se utiliza sólo en el desayuno, pero la puedes sustituir por cualquier receta de azúcar granulada. Generalmente la regla es utilizar un 25% menos de miel de Maple que de azúcar granulada.

Es importante que revises la etiqueta de la miel para que veas que es totalmente miel de Maple. Muchas veces los jarabes de maple que venden el super, no contienen nada de la savia de maple, sino jarabe de maíz de alta fructosa junto con un saborizante conocido como sotolón. La miel de Maple se divide en grados dependiendo de su pureza, siendo el grado “A” el mejor.

Azúcar de Coco

A pesar del nombre, esta azúcar no proviene de cocos, así que no tiene sabor a coco. Su sabor es totalmente único, un poco tostado y caramelizado. El azúcar de coco, es la savia seca y granulada de las flores del árbol de la palma de coco. Al igual que otros azúcares granulados, el azúcar de coco tiende a empalmarse, así que mantenla en un recipiente hermético.

Es una de los azúcares menos procesados, y se considera un edulcorante de bajo índice glucémico. Es un poco más cara que los demás tipos de azúcares, pero si buscas un estilo de vida saludable.

FUENTE: Vitonica




COMENTA LA NOTICIA