Siguiendo estos consejos quemarás más calorías en la elíptica





Las máquinas elípticas son las más demandadas en los gimnasios. No sólo es una máquina de cardio agradable, también es increíblemente versátil. Puedes ir hacia adelante y hacia atrás, trabajar brazos y piernas, o focalizar el trabajo en el core, y todo ello mientras obtienes tu ritmo cardíaco. Aquí te presentamos algunos consejos para ayudarte a aprovechar al máximo tus minutos en la elíptica.

  • Si tu objetivo es cardio: Controla tus pasos por minuto. Se trata de contar el número de veces que las piernas pasan por el mismo sitio en 60 segundos, y es un dato que ofrece la mayoría de las elípticas, y que permite realizar un seguimiento muy útil. Después de calentar, intenta mantener las zancadas por minuto entre 140 y 160. Si estás haciendo intervalos en la elíptica, asegúrate de que tus “sprints” están por encima de 160. Aquí puedes encontrar una fantástica sesión de ejercicios de elíptica con intervalos de “sprint” con los que poner en práctica esta técnica.
  • Si tu objetivo es tonificar los muslos: Presta atención a tus pies. Al presionar más con los talones trabajarás los músculos isquiotibiales y las nalgas, mientras que si presionas con los dedos de los pies tonificarás los cuádriceps de la parte frontal de los muslos. Otra buena manera de tonificar la parte trasera -isquiotibiales y glúteos- es pedaleando hacia atrás en la máquina. El aumento de pendiente es otra forma de enfocar el trabajo en los glúteos. Prueba este entrenamiento de 35 minutos que se centra en la parte trasera.
  • Si tienes poco tiempo: usa brazos y piernas por igual. Para obtener más efecto cardiovascular, asegúrate de trabajar la parte superior del cuerpo junto con tus piernas. Esto te ayudará a aumentar tu ritmo cardíaco de manera intensa, a ampliar la zona de quema de calorías y a tonificar también la parte superior del cuerpo. Empuja las manillas para trabajar el pecho y tira de ellas para el trabajo de espalda y hombros. Sigue este completo entrenamiento de cuerpo la próxima vez que estés en la elíptica.
  • Para trabajar el core: Suéltate de manos. Dejar ir las asas de la elíptica desafía el sentido del equilibrio y se dirige a tu core. Asegúrate de no balancearte de un lado al otro una vez que dejas ir las manillas. Coloca las manos sobre las caderas para controlar tu postura.

FUENTE: MundoFitness




COMENTA LA NOTICIA