Revenge porn gay: ¿las redes sociales 'facilitan' la humillación pública?





El revenge porn o porno venganza es algo que no nos pilla de nuevo ni de lejos. Hace años que la combinación entre fotos desnudos y privadas y ex enfadados y ofendidos han dado verdaderas humillaciones públicas.

Y ojo, que hablamos desde la persona que se siente despechada y sube la foto de su ex desnudo hasta el hacker que entra en el iCloud de una famosa y destapa sus fotos más íntimas completamente desnuda. Aunque todos sabemos que en muchos casos, especialmente en hombres, los "desnudos filtrados" son campañas de su propio management para promocionar películas o al propio actor que nadie se acuerda de él. Pero eso es otro tema.

El revenge porn ha vuelto a los titulares porque recientemente un estrella de Youtube ha ganado un juicio en UK. Chrissy Chambers, una de las youtubers lesbianas más conocidas de la red. Un ex suyo, hombre, grabó sus noches de sexo sin el consentimiento de ella y los publicó online. Su caso servirá como precedente para muchos otros casos que se denunciarán, porque el revenge porn sigue más vivo que nunca, ya sea en páginas webs que van cerrando, foros o Tumblr.

Grabarse teniendo sexo hace 20 años, por ejemplo, era mucho más complejo que ahora. Ahora, con un móvil lo tienes todo grabado y no tienes que copiar la cinta, enviarla por correo o moverla localmente. Ahora, desde el móvil ya pasa a la nube y entonces, ya la tienes a ojos del mundo a poco que un hacker se interese por ti. Lo que le pasa a las famosas, vamos.

Por eso hay que tener mucho cuidado a la hora de grabarte en tus momentos más íntimos. Tanto a nivel tecnológico como personal, porque las parejas son muy vengativas, y si les das una herramienta que puedan usar en tu contra podrán hacerte la vida más difícil, así que sé consciente de lo que grabas y lo que no y de las consecuencias que puede tener el porno gay o no casero.

FUENTE: cromosomax




COMENTA LA NOTICIA