Reduce tallas y define el abdomen con estos datos





Debemos consumir de dos a tres litros de agua al día (basados en estudios complejos). Cuando se bebe agua al menos 10 minutos antes de cada comida, se disminuye la ansiedad de necesitar más comida y se contribuye a la eliminación más rápida de grasa, por lo tanto podemos decir que el agua hace que se reduzca el apetito.

El mundo fitness se ha convertido en una tendencia hoy en día, cada vez son mas las personas que
desean tener este estilo de vida, pero, no solo el acondicionamiento físico basta para lograr el cuerpo que se desea, también se debe llevar a cabo una dieta altamente saludable y energética. La dieta fitness se basa en la mayor absorción de fibras, proteínas, vitaminas y minerales para aprovecharlos al máximo.

Está comprobado que si aceleramos nuestro metabolismo de forma natural y saludable, nuestro cuerpo lo reflejará de manera muy positiva.
Basándonos en dichos estudios, la ingesta agua desempeña un papel fundamental a la hora de prepararnos físicamente, posterior a ello, añadimos una alimentación continua (hablamos de 6 comidas distribuidas a lo largo del día) y sana para acelerar nuestro metabolismo, de esta manera nuestro cuerpo será capaz de quemar más calorías aun estando en estado de reposo.

Es sencillo, solo bastará incluir alimentos sanos, (todos sabemos cuales son) y entre comidas, servirnos porciones de frutas, vegetales, frutillas secas y sobretodo, mucha agua. Es importante el consumo de agua para la expulsión de toxinas e hidratación, es un eficaz vehículo para transportar vitaminas y sales minerales indispensables para nutrir las células.

Otra razón por la que debemos incluir repetitivamente el agua en nuestra dieta fitness es que se fomenta a la no retención de líquidos en nuestro organismos ya que cuando nuestro cuerpo se siente deshidratado, este se resiste considerablemente a eliminar cada gota y a partir de ahí, podemos notar una severa constipación o hinchazón, cuando se bebe suficiente agua, nuestro cuerpo elimina el exceso.

FUENTE: Vida y salud.




COMENTA LA NOTICIA