Receta para un licuado verde muy saludable y fácil de hacer





Tómate un minuto para hacer un recuento de lo que comiste la semana pasada. ¿Cuántas verduras distintas incluíste? Lo más seguro es que menos de 10: jitomate, lechuga, calabacitas, cebolla, elote, papa. ¿otra? Los mexicanos tenemos un grave problema en la dieta,preferimos comer fruta que verdura, muchos comemos frutas en exceso, cargándonos de fructosa que al final del día almacenamos como grasa. Además, al omitir cientos de vegetales, tenemosmuy bajos niveles de vitaminas, minerales y hierro, nos vemos en la necesidad de ingerir las vitaminas en forma de tableta, nos enfermamos seguido y no rendimos bien. Y bueno, es que ponerse a cocinar o conseguir una ensalada en la calle en el ratito que tienes para comer durante tu día de oficina, es una labor casi imposible, sobre todo enmedio de tacos, tortas y demás comida poco sana.

¿SIGUES TOMANDO LECHE?

Este año, Harvard retiró los lácteos de su plato del buen comer, al existir muchos indicios de que estos productos pueden tener efectos cancerígenos, sobre todo tomando en cuenta que actualmente nos llegan cargados de las hormonas y antibióticos que se le suministra al ganado. Además, en la edad adulta ya no producimos la enzima lactasa, encargada de desdoblar la lactosa de los lácteos, por eso tomar leche nos inflama y nos pone a sufrir con una pésima digestión. Entonces comenzamos a tomar lácteos deslactosados, pero a estos se les han añadido azúcares para darles buen sabor. Y debemos evitar consumir alimentos con azúcar añadida. Cuando Harvard retiró los lácteos de sus recomendaciones, nos sugirió sustituír el calcio de la leche con el que contienen los vegetales de hojas verdes (el kale contiene 3 veces más calcio que la leche por gramo) y las semillas y nueces. Así que, aunque no lo puedas creer, un licuado de estos y un puñito de almendras, puede sustituír los lácteos en tu dieta y te ayudarán a tener digestiones mucho más cómodas. Lo sentirás al primer día tras haber cambiado tu alimentación.

GO GREEN!

Recientemente entendí la importancia de comer muchos, muchos vegetales diferentes cada semana y, ahora, cuando voy al súper, compro una pieza de cada verdura, para hacerme licuados en la mañana y/o en la noche y cargarme de vitaminas y minerales, además de proteínas y grasas buenas. Me he hecho el propósito de cada semana comprar 21 vegetales distintos (además de las frutas) y tomarlos en licuados cada día, para tener una nutrición más completa.

LICUADO SÍ, ¡JUGO NO!

¿Por qué? Simple, los licuados llevan la fruta o verdura completa, permitiéndote aprovechar todos sus nutrientes y fibra. Además, los jugos tienen muy alto índice glucémico, por lo que elevan rápido los niveles de glucosa en la sangre, mismos que rápidamente caen, provocando picos peligrosos para tu forma física y salud. En cambio los licuados te dan energía sostenida por más tiempo al tener fibra, lo que los convierte en carbohidratos complejos, de lenta digestión.


LO QUE PUEDES COMPRAR:

El índice ANDI (Índice de Densidad de Nutrientes Agregados por sus siglas en inglés), muestra la densidad de nutrientes de un alimento en escala del 1 al 1,000 basada en cuántos nutrientes contiene por gramo. Los nutrientes que se analizan son vitaminas, minerales, fitoquímicos y antioxidantes.

Este es el top 10 de vegetales y frutas con mayor ANDI:

Como verán, los vegetales verdes tienen una carga enorme de nutrientes, siendo los reyes entre los alimentos nutritivos, muy por encima de la fruta. Para preparar mis licuados cada mañana uso la siguiente fórmula:

1. 60% de vegetales verdes: 2 hojas de kale, 2 de espinaca, 1 de acelga, perejil o brócoli, por ejemplo.

2. 20% de vegetales no verdes: un pedacito de zanahoria, betabel o col morada, por ejemplo.

3. 20% de fruta: zarzamoras, guanábana o fresa congelada, plátano, manzana (para no cargarlo de fructosa), por ejemplo.

4. Una a tres cucharadas de semillas de chía o linaza para agregar proteínas, grasas buenas y antioxidantes, por ejemplo.

5. Un chorrito de agua ¡y a licuar! Debes tomarlo en el momento para aprovechar todos sus nutrientes.

Con esta composición aseguras que el licuado tenga un sabor dulce pero esté cargado de vegetales ultra nutritivos.

LICUADO VERDE CON:

2 hojas de c/u: kale, berros, espinacas y arúgula

1 rebanada de piña y una de betabel

1/3 de taza de zarzamora

2 cdas de chía

Como pueden ver, tiene un montón de fibra y una buena cantidad de proteínas y calcio sin necesidad de incluír productos animales. También es un cóctel de vitaminas, minerales y hierro.

FUENTE: Vitonica




COMENTA LA NOTICIA