Por qué debemos usar protector solar todo el año





¿Bloqueador solar en invierno? ¿Para qué, si no hay sol? ¡Error! Si estás en esa edad en que el aspecto de tu piel te está importando un poco más, es hora de que hablemos sobre la rutina de belleza.

La publicidad y los medios nos venden la idea de que para tener un rostro sano y bello, hay que usar un arsenal de cremas especializadas que, por lo general, son carísimas.

Cuando ya pasamos los 25 años, es fácil darse cuenta de que la piel exige cada vez más y más hidratación. Sin embargo, no siempre tenemos que caer en la trampa de la publicidadque nos seduce para que compremos esos productos, sino que antes, tenemos que crearnos el hábito de usar bloqueador solar todos los días del año.

Los radiación ultravioleta no sólo está presente en los meses de verano; aunque esté totalmente nublado, nuestra piel recibirá un daño que es progresivo y acumulativo.

335087789398caf25b4eo1.jpg

(cc) Shawn Campbell / Flickr

Si hablamos del efecto de esto sobre la piel del rostro, el tema es igual de preocupante. Los rayos UVA y UVB tienen el poder de dañar las células de la piel y de producir un envejecimiento prematuro, y la piel desprotegida estará mucho más propensa a desarrollar un cáncer de piel años más tarde.

El bloqueador solar debe ser uno de los ingredientes claves y primordiales en nuestra rutina de belleza. Usar un factor alto de protección todos los días evitará que tu piel reciba todo ese daño y que lo manifieste en arrugas y manchas.

Hay muchas marcas que ofrecen bloqueadores solares para distintos tipos de piel, que además tienen ingredientes que ayudan a hidratar y proteger al mismo tiempo.

Como todos los hábitos, tenemos que preocuparnos de que el uso de bloqueador solar sea permanente. Está comprobado que la prevención es mucho más efectiva que arreglar un problema cuando ya existe.

Obviamente, si es invierno y la piel de tu cuerpo está tapada, sólo tienes que aplicar en el rostro, cuello y manos. En los meses de verano, lo ideal es proteger toda la piel para evitar problemas más graves.

FUENTE: Nueva Mujeer




COMENTA LA NOTICIA