Pokémon llegó a México hace 20 años y así se vivió





¿Puedes creer que Pokémon cumple 20 años?

Yo tampoco, pero este sábado 1 de abril será el vigésimo aniversario de la salida en Japón del primer episodio del anime.

La franquicia se convirtió en un fenómeno mundial, pero en México le dimos un recibimiento muy especial que incluyó:

1. TELE EN HORARIO ESTELAR

¿Recuerdas cuando este canal era bueno? Ni yo.

Aquí es donde todo empezó.

Lo recuerdo bien: venía volviendo a casa de jugar futbol, no hice mi tarea ese día. Estaba listo para ver el primer episodio de Pokémon.

Era algo tan especial que lo vi en la tele de mi mamá porque era más grande.

Aunque soy videojugador desde niño, entonces yo no sabía que Pokémon era una serie de videojuegos convertida en animé. Yo sólo sabía que era la neta.

No sé si le di esa importancia porque me pareció que se veía bien o porque el horario me convenció de que sería importante. ¡Ocho de la noche! ¡En el Cinco!

Y lo pasaban cerca del horario de Dragon Ball Z. Era una época dorada para el animé en la televisión mexicana y Pokémon llegó para hacerse el más popular de todos.

2. TAZOS, TAPARROSCAS Y FIGURAS DE TIANGUIS

La primaria era mejor gracias a ellos. Foto de IMPORTA-ECONOMIX (Mercado Libre).

Cuando estalló la popularidad de Pokémon, la mercadotecnia no se quedó atrás y nos atascó de productos que, la verdad, debías tener para ser feliz.

Los tazos de Sabritas son el mejor ejemplo: aunque ya eran populares desde su aparición en 1994 con imágenes de los Looney Toons, los de Pokémon tenían más chiste porque la idea era, como en el juego, tenerlos a todos.

Innumerables amistades se forjaron y se rompieron en las competencias para ganar los tazos del otro. Y aguas con que te ganaran a uno raro como Dratini.

Todos teníamos un tazo de competencia, o sea, el más rayado y blanco con el que jugabas para evitar maltratar los que sí apostabas.

No había quien no juntara los tazos de Pokémon, aunque había más opciones para volvernos locos cambiando y coleccionando, como las taparroscas de Mirinda o las figuras de plástico chafonas de esas que vendían en los tianguis.

3. MUÑEQUITOS SATÁNICOS

Así como todo lo rico engorda y todo lo bueno hace daño, Pokémon alcanzó niveles de popularidad tan elevados que era cuestión de tiempo para que las tías fodongas y la Iglesia les echaran la culpa de que la juventud estuviera en camino a la perdición.

Las acusaciones religiosas contra Pokémon ocurrieron en todo el mundo, por supuesto, y en México no nos quedamos atrás.

Recuerdo una nota televisiva de una quema comunitaria de imágenes de esas que evocan el mello y nos convirtieron a todos en adoradores de Satán: las de Pokémon y Dragon Ball Z.

¿No me crees? ¡Chécate estos artículos de La Jornada! ¿A poco no sabías que Tentacruel significa "melodía rectal"? ¿O que Gyarados es "triste orgía"? ¿No ves que los sacerdotes católicos saben más de etimología que tú?


"Padre, ¿"Tenta-" no es de "tentácu...?". "¡Cállate!". Foto: La Jornada.

Hubo escuelas en las que se convocó a reuniones con los padres para "orientarlos" acerca del peligro que representaba el animé.

Algunas mamás inteligentes se rieron a carcajadas. Otras se persignaron y prohibieron que sus retoños siguieran viendo esas cosas del demonio.

La muestra más representativa de tal paranoia tan estúpida tiene que ser el famosísimo episodio del programa de Lolita de la Vega (era un concurso de decir estupideces, según recuerdo) en el que un grupo de "expertos" dijeron las cantaletas que ya te sabes: "vuelve violentos a los niños", "son evocaciones al diablo" y demás joyas.

¿Habrá sido coincidencia que lo televisara Azteca porque Televisa era el que transmitía el animé?

La única imagen que pudo pasar Azteca de Pokémon. Envidiosos.

4. JUEGOS EN ESPAÑOL LATINO

Imagínate qué tan popular se volvió Pokémon que a Nintendo se le ocurrió abrir los ojos, voltearlos en dirección nuestra y deleitarnos con una versión en español americano de los primeros dos juegos de la serie: Rojo y Azul.

En estos bellos tiempos ya no es tan raro que Nintendo se digne a traer juegos en español (con la deshonrosa excepción de Fire Emblem), pero en ese entonces era la gran cosa.

Nada de "¡Hazte con todos!". Foto de PokÉxtras.

¿Ya viste ese enorme triángulo amarillo? Era tan tan raro que los juegos estuvieran traducidos a nuestra, que tuvieron que ponerlo para que no pasara desapercibido.}

Esa edición es ahora estúpidamente difícil de encontrar. Si la tienes, es más valioso que tu Mew.

¿Que quiénes los tradujeron? ¡Los de Club Nintendo! ¿Y qué tal les quedó? Mejor que Shadowgate 64, espero. Eso pasa cuando le pides a bilingües (no traductores) que traduzcan.

5. "¿A POCO NO ERA UNA CARICATURA?"

FUENTE: gamedots




COMENTA LA NOTICIA