Pastor que llamó 'gays' a las víctimas de Pulse será sentenciado





Luego de lo perpetrado por Omar Matten en Pulse, Kenneth Adkins, pastor de una iglesia en Georgia, emitió furiosos tuits tras el ataque terrorista de Orlando. Ahora será sentenciado por ello.

Kenneth Adkins es pastor y activista anti-gay. A tal punto que lejos de horrorizarse y solidarizarse con las víctimas de la disco Pulse de Orlando, señaló que los homosexuales eran “pecadores” y se burló de nuestra comunidad.

“Queridos gays, vayan a sentarse a alguna parte”, fue lo que escribió en su cuenta de Twitter el día después de la masacre, el 12 de junio de 2016. “Sé que todo lo que ustedes quieren es una atención especial. Son todos pecadores que necesitan a Jesús. Esto fue un ataque a Estados Unidos”, indicó y agregaría que tuvieron “lo que merecían”.

Pero lo escrito en Twitter por el pastor solo fue la gota que rebasó el cántaro, la historia se convirtió en un bumerán para el predicador quien fue detenido y está siendo investigado por otros delitos catalogados por la prensa como aberrantes.

Un jurado de Brunswick, en ese estado determinó que el religioso es culpable de acoso contra dos menores, un niño y una niña. El hecho ocurrió en su propia iglesia hace siete años.

Las acusaciones de los fiscales sobre Adkins eran gráficas. Señalaban que el pastor obligaba a los niños a tener sexo delante suyo reiteradas veces. En ocasiones, el hombre se unía a ellos.

Los investigadores determinaron que esos abusos se habían cometido en tres lugares diferentes: en la oficina que tenía en su congregación, en la playa y en su automóvil.

La declaración de la víctima, hoy de 22 años, fue clave para determinar el grado de culpabilidad del pastor.

El pastor anti-gay ya tenía una historia oscura que trató dejar atrás.

Había estado en prisión por crímenes relacionados con las drogas hacia finales de los 90’s.

El próximo 25 de abril se leerá la sentencia.

FUENTE: portalmenx




COMENTA LA NOTICIA