Masturbamesta - por Roes para Boy4ME





Por: JC Roes para Boy4ME

Cuando estábamos chiquitos nos decían que nos iban a salir pelos en la mano, que se nos iba a secar, nos iríamos al infierno o infinidad de cosas para que nos diera miedo (al menos en México), explorar nuestros cuerpos, tocarnos, masturbarnos, jalárnosla, o como vulgarmente se le dice “jalarle el cuello al ganso”.

Hoy en día el riquísimo acto de la masturbación se ha convertido en una actividad más común a veces que el desayuno mismo. ¿Ustedes sí desayunan? Yo no, saquen conclusiones. Total, el punto es que muchas veces reprobamos la masturbación como si fuera algo de adolescentes, una acción que sólo llevan a cabo los muy necesitados o aquellos que están tan solos que no encuentran una mano amiga ni en Grindr o en el último vagón del metro de la Ciudad de México. Pero no podríamos estar más equivocados.

Publicacion_31.1.JPG

El jalársela es uno de los actos más comunes entre los hombres. Nos la jalamos por gusto, por ganas, por calentura y a veces por mero ocio. Haciendo investigación para darle más veracidad a esta columna, pude ver que 7 de cada 10 hombres practican la masturbación diario, y algunos de ellos lo hacen de 2 a 3 veces por día. ¡Qué rico!

Algo que me sorprendió un poco es que 3 de esos 10 lo hacen de 3 a 4 veces por semana, y dicen, diiiiicen que sólo cuando es realmente necesario.

Aunque es cierto que es más rico cuando lo haces acompañado, también es cierto que nadie conoce su cuerpo como uno mismo, sabes cómo te gusta, dónde apretar, cuándo ir lento o más rápido, cuando parar. Eso es lo que hace la masturbación deliciosa, que eres el responsable de tu propio placer.

Muchos piensan que una vez que se encuentran en una relación serán tan sexualmente activos y felices que no necesitarán de autosatisfacerse nunca más… ¿En serio? Lo que las cifras dicen es que el 90% de los hombres que están en una relación siguen recurriendo a la masturbación mayormente a escondidas. Sí, cuando el novio te deja con ganas, cuando se vino y tú no terminaste, cuando nada más te calentó los huevos. Lo importante aquí es que aún teniendo pareja sigues echándote tus rounds en solitario mayormente por amor al arte o mera costumbre.

Publicacion_31.4.PNG

Y bueno, ¿qué es mejor? ¿Aventarse a tener sexo casual con algún desconocido o hacerse una chaqueta? Pues otra de las sorpresas fue ver que la mayoría preferimos a Manuela que una rechinada de catre. ¿A qué se debe? ¿Será por flojera, seguridad o remordimiento? La respuesta correcta es d) todas las anteriores. Aunque el sexo es delicioso y la penetración no se compara con una chaqueta, echar pasión con alguien desconocido no te da la seguridad de que será bueno, ¿no les ha pasado que después terminan pensando que hubiera sido mejor jalársela? A mi sí, y vaaarias veces.

Si muchos son partidarios del sexo en el trabajo, ¿por qué no de la masturbación en horario y lugar laboral? ¡Venga! Que la mayoría de los hombres hemos recurrido al baño de la oficina o cualquiera que sea nuestro lugar de trabajo para satisfacer nuestras necesidades y bajarnos la calentura. Después de la casa el trabajo es el lugar más común en donde los hombres nos masturbamos.

¿Y cómo sabemos si caemos en adicción? Los factores pueden ser muchos y muy diferentes, y aunque no soy un profesional en el tema creo que es verdad que cuando el acto ya interfiere con tu vida personal, social, laboral, etc. es cuando podemos empezar a identificar que podríamos tener un problema. Pero si no… ¡adelante! Tocarse es una de las cosas más ricas que existen, esa sensación de placer cuando sabes que estás por llegar al clímax es INIGUALABLE, y más allá de avergonzarse o verse como “perdedores” por seguir practicando la masturbación se tenga la edad que se tenga, piensen que están teniendo la oportunidad de conocer mejor su cuerpo y hasta de controlar la eyaculación.

Y además de sano, jalársela puede resultar MUY divertido. ¿A quién no lo han cachado con las manos en la… masa? ¿Quién no ha manchado algún mueble o la cama de los papás? o de los que gozan de buena potencia… ¿cuántos no han terminado embarrados hasta de la cara? Uy, y ni qué decir de cuando terminas con el pene adolorido y hasta quemado de tanta fricción. ¡Sucede! Y aunque en el momento pueda llegar a ser vergonzoso o hasta molesto, con el paso del tiempo son anécdotas que seguramente se volverán a repetir, y por amor al placer… ¡son más que bienvenidas!

Pues bueno, eso es todo por esta semana. Los espero en mi blog y nos estaremos leyendo por acá dentro de 15 días. ¿Tienes alguna anécdota graciosa o vergonzosa que sucedió mientras te masturbabas? ¡Cuéntamela!

Publicacion_31.3.JPG

Ahora sí… Podeis ir a jalársela en paz.

Por Juan Carlos Roes para Boy4ME

Twitter: @jc_roes

Facebook: JuanCarlos Roes

Gmail: jcr035@gmail.com

#BlogRoes: juancarlosroes.blogspot.mx

#NoTanRosa: roesnotanrosa.blogspot.mx



COMENTA LA NOTICIA