Mark Foster, ex campeón olímpico de natación, se declara homosexual





Mark Foster (47), ex campeón olímpico de natación, ha reconocido abiertamente en una entrevista en el periódico The Guardian que es homosexual.

El británico, seis veces campeón del mundo, asegura que hasta ahora había tenido problemas para hablar públicamente sobre su sexualidad e insiste en que su decisión de hacerlo en este momento llega después de años de decir"verdades a medias" que le lastiman y porque le han ocurrido cosas en este último año que le han animado a dar el paso, como empezar a tener problemas con su "otra mitad", como llama a su condición de gay, asistir a terapia o perder a su padre. "Él sabía que yo era gay pero nunca hablamos mucho".


"No ser mi verdadero yo solo me está haciendo daño. Tengo 47 años, soy un hombre de mediana edad y ya no estoy compitiendo. Y no soy el primer deportista gay en salir. Gareth Thomas y Tom Daley lideraron el camino", explica.

Ya retirado de la competición, la ex estrella de Strictly Come Dancing (algo así como el Mira quién baila birtánico) insiste en que su sexualidad nunca ha sido un secreto completo, sino que afirma que decía "medias verdades" y, aunque a menudo apoyaba las organizaciones benéficas LGBT, nunca lo hizo públicamente.

"He vivido una vida abiertamente gay con mis amigos y mi familia, pero siempre lo oculté como nadador. Estaba preocupado por cómo afectaría a mi trabajo. Mis escuelas de natación atienden a niños y existe la percepción insidiosa de que gay es igual a abusador de menores. No quería que me percibieran como una amenaza para los niños", dice.

Foster, que ha ganado un total de 19 medallas de oro en los Juegos de la Commonwealth, así como en los Campeonatos Mundiales y Europeos, conoció a su primer compañero cuando tenía 21 años, y asegura que se arrepiente de no haber tenido el coraje de decirle entonces al mundo quién era: " Pero no estaba listo. Compartir cosas siempre fue el problema. Me he acostumbrado a evitar la verdad y nunca dediqué mucho tiempo a mirarme en el espejo. Es un miedo a ser vulnerable, porque si te abres puedes herirte".

FUENTE: elmundo




COMENTA LA NOTICIA