Los tatuajes podrían causarte un problema de sudoración





Un nuevo estudio ha encontrado que la piel tatuada produce menos sudor que la piel sin rayas.

Un estudio ha revelado que la piel tatuada en realidad suda menos que la piel normal y el sudor producido tiene una concentración más alta de sodio que el de la piel sin tinta, lo que podría ponerte en un mayor riesgo de padecer golpes de calor.

El estudio, publicado en el Medicine and Science in Sports and Exercise Jorunal, examinó a 10 varones, adultos jóvenes, sanos que tenían al menos un tatuaje que cubría un área circular de 5.2 centímetros o más en un lado de su cuerpo. La parte opuesta directa de su cuerpo tenía que ser piel sin tatuajes, con el fin de obtener una comparación lo más precisa posible. Se compararon las respuestas de sudor de los participantes de la piel tatuada y la piel desnuda correlacionada, y los resultados encontraron que la piel tatuada produjo menos sudor en general. Los resultados también encontraron que el sudor producido por la piel tatuada tenía una mayor concentración de sodio.

Según un artículo de Time, que también examinó los resultados, esto podría implicar algunos riesgos potenciales para la salud de los individuos tatuados, es decir, un mayor riesgo de padecer golpes de calor. El sudor es producido por nuestros cuerpos para refrescarse. El artículo explica que cuando sudamos, nuestros cuerpos suelen reabsorber algunos de los electrolitos encontrados en el sudor, como el sodio. Los resultados indican que la piel tatuada afecta el proceso de reabsorción y evita que la piel produzca el mismo sudor en general, por lo que es más difícil para el cuerpo enfriarse.

El riesgo no es importante si tienes un tatuaje pequeño o dos. Pero, si tus tatuajes cubren una gran parte de tu cuerpo, especialmente una parte que suda mucho, podría ser problemático.

FUENTE: Mens Health




COMENTA LA NOTICIA