Los secretos de la masturbación





La mayoría de los hombres se masturban rápida y silenciosamente, como adolescentes llenos de testosterona angustiados de que sus papás o hermanos los atrapen e interrumpan su tiempo personal. Y esos hábitos sigilosos, rápidos y furiosos pueden llevarse a la vida adulta, dice Emily Morse, experta en sexo y conductora del popular podcast Sex with Emily. Muchos hombres aceleran el proceso y nunca se detienen a pensar en lo mucho que pueden sazonar su vida sexual individual, dice Morse. ¿Estás perdiéndote de movimientos que podrían hacer aún más placenteros tus orgasmos? Intenta estos cinco consejos la próxima vez que estés solo.

LLEGA AL FILO

La terapia de 5 minutos está bien para casi cualquier día. Sin embargo, si tienes tiempo extra, hacer edging (también llamado el método de detenerse y seguir) puede ayudarte a lograr orgasmos más intensos, promete Morse. Estimúlate hasta quedar al borde de la eyaculación y entonces toma un breve descanso, justo lo suficiente para que tu erección se relaje un poco. Comienza entonces el proceso una vez más. Hazlo tres o cuatro veces antes de llegar al orgasmo y experimentarás eyaculaciones más profundas y poderosas, dice Morse.

CAMBIA DE MANO

Probablemente ya hayas intentado incorporar tu mano no dominante en tus ratos de soledad. Tal vez incluso hayas intentado la mítica "mano ajena" (siéntate en tu mano hasta que se te duerma, y entonces utilízala para estimularte con la sensación de que alguien más hace el trabajo sucio). Pero Morse recomienda utilizar tu mano opuesta de maneras más creativas. Gira la mano para que baje por tu pene con el índice en primer lugar, y gírala conforme te acaricias. También podrías intentar detener tu pene sobre tu estómago con una mano y deslizar rápidamente un par de dedos por la parte inferior de tu miembro. De la misma manera en que sucede al cambiar de posiciones durante el sexo, mezclar maniobras no tan frecuentes puede romper el tedio, dice Morse.

CAMBIA DE MANO

TRAE UN AMIGO

Los juguetes no son únicamente para el placer de ella. Recomiendo la Fleshlight a cualquier hombre que en verdad quiera darle sabor a su diversión individual, dice Morse. La popular pieza es una columna que se sujeta y en la que deslizas tu pene para simular la sensación de una vagina real o de sexo anal. (Incluso puedes comprar un accesorio para acomodar frente a ti la pantalla de tu teléfono y así tener libres ambas manos.) Solo una advertencia: Fleshlight.com NO es un sitio que debas visitar desde tu oficina.

COMIENZA DESDE ABAJO

Muchas investigaciones (la mayoría con perros o roedores machos) han mostrado que masajear o estimular el epidídimo puede hacerte eyacular. Una revisión de foros de mensajes en línea relacionados con las artes masturbatorias sugiere que los machos humanos también pueden llegar al orgasmo de esta manera. El epidídimo se localiza en la base de tu pene, entre el falo y el escroto, y almacena esperma y enlaza tus testículos con el conducto deferente. Masajéalo al mismo tiempo que haces lo tuyo, y prepárate para nuevas sensaciones intensas.

TRAE UN AMIGO

INVITA A LOS MUCHACHOS A LA FIESTA

Hay casi tantas terminaciones nerviosas en tus testículos como en tu pene. No te olvides de ellos, dice Morse. A pesar de que los gustos personales y tu sensibilidad tendrán un papel fundamental en lo que disfrutes, muchos hombres descubren una fuente de estimulación ilimitada (y orgasmos más intensos– si tiran de sus testículos rítmicamente antes de la eyaculación. (Algunos aprenden a ignorar su pene por completo al acercarse al orgasmo, dice Morse.)

FUENTE: Men's Health




COMENTA LA NOTICIA