Lo que si y lo que no incluir en nuestro desayuno diario





Nuestro desayuno es la comida más importante, si eso lo sabemos y solemos leerlo una y otra vez, pero más allá de ser una frase en la mente de todos, es una realidad que debemos cumplir al pie de la letra para tener una buena jornada, es decir, nunca debemos saltarnos nuestro desayuno y si a eso le sumamos los siguientes alimentos para el desayuno, nos aseguraremos de comenzar de mejor manera nuestro día. Los siguientes alimentos para el desayuno pueden ser consumidos a cualquier hora del día, solo que al ser incluidos en el desayuno, entregan energía instantánea, la cual que se necesita para comenzar el día.

Huevos: Los huevos son uno de los alimentos para el desayuno que suelen ser un clásico en las películas, sin embargo, la ficción nos enseña de cierta manera que el comenzar el día con esta clase de alimento, es ideal porque cuenta con 13 nutrientes esenciales para la buena salud del cuerpo. Dentro de estos nutrientes se tienen las proteínas encargadas de saciar el hambre, evitando que comamos fuera de horas hasta la hora de almuerzo. Los huevos también destacan por las yemas de estos, las cuales a pesar de tener una cierta mala fama, son ricas en vitamina B, un compuesto que nos ayuda a mejorar nuestra memoria, mientras que la vitamina A con la que cuentan los huevos, contribuyen a que se mejore la visión.

Los frutos rojos y bayas: Cualquier fruta que se pueda incluir dentro de esta categoría, se encuentra llena de antioxidantes, los cuales no solo harán que se tenga un cutis bello, también hacen que el cuerpo funcione de manera óptima, lo que nos garantiza que el cuerpo genere niveles óptimos de energía cuando se requiere. Esta variedad de frutas y bayas también tienen importantes niveles de vitamina C, que como sabremos son necesarias para mejorar las defensas del cuerpo. Esta vitamina también genera un efecto saciante en el cuerpo, por lo que no tendremos hambre hasta la hora del almuerzo.

Nota aparte que hay estudios que señalan que este tipo de alimento, cuenta con propiedades para prevenir ciertos tipos de cáncer.

Platanos: Una sola banana cuenta con altos niveles de fibra, potasio e incluso cuenta con vitamina C. Esta fruta también se recomienda para las personas que cuentan con hipertensión, por ende, si somos alguien que sufre de este problema, será considerada como un alimentos ideal para nuestro desayuno, sin mencionar lo simple que puede ser su consumo, especialmente si se combina con otras cosas, por ejemplo, se puede preparar un postre sencillo con un yogur griego, otros de los alimentos para el desayuno recomendado.

El café: En relación al café hay muchas cosas que se dicen, por ejemplo, que es una bebida que debería ser erradica de la vida de las personas, porque aparte de que podría generar una verdadera adicción, también genera otros problemas. Mientras que todo lo anterior es cierto, cuando se consume en medidas controladas, por ejemplo, tres veces a la semana, no más, puede entregar a nuestro organismo una dosis de energía instantánea, además de una serie de antioxidantes que son necesarios por el cuerpo. A la dosis controlada, se suma que recientemente se dieron a conocer estudios que señalan que el incluir el café de vez en cuando en nuestro desayuno, puede protegernos de la diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer. De igual manera, será necesario volver a mencionar que no se debe abusar de esta bebida, debido a que puede generar cuadros de nerviosismos, insomnio y ansiedad, especialmente si se consume durante todo el día.

Algunas variedades de Té: Si no deseamos consumir café, podemos recurrir a otro clásico del desayuno, el té. Hay múltiples infusiones de té que cuentan con flavonoides, capaces de mejorar el sistema inmune. Las mejores variedades de té para comenzar nuestro día son el té verde, blanco y negro, los cuales aparte de protegernos en relación a ciertos tipos de cáncer, estos nos protegen de problemas al corazón, diabetes y nos entregan mucha energía.

Alimentos a evitar: Mientras que la lista de antes habla de alimentos que nos ayudan a comenzar de gran manera el día, hay otros que simplemente no serán un aporte, por ejemplo, muchos consumían un vaso de leche al comenzar el día, especialmente los niños, sin embargo, la leche tiene un efecto calmante, es decir, nos hará mas difícil el comenzar nuestro día, especialmente si no se come nada más para complementar dicho desayuno. Postres como las donas (Clásicas como el desayuno de los policías) pasteles, etc. También adormecen el cuerpo. Infusiones como el té de manzanilla tampoco se recomienda como desayuno si necesitamos altos niveles de energía. Básicamente, alimentos que relajan o adormecen el cuerpo, no son buenos desayunos.

FUENTE: Buena Salud




COMENTA LA NOTICIA