Las mejores posiciones a la hora de dormir





Hemos hablado muchos sobre los beneficios del sueño, así como de los problemas que ocasiona no dormir las horas adecuadas. Pues resulta que la posición en la que dormimos también influye en la calidad de nuestro sueño. Una mala posición puede ocasionar ronquidos, agruras e incluso arrugas. A continuación podrás encontrar los pros y los contras de las posiciones más comunes.

Dormir boca arriba

Probablemente es la posición con mayores beneficios para la salud. Es la mejor posición para la columna vertebral y para el cuello, ya que la parte trasera del cuerpo está completamente recta. Lo ideal sería dormir boca arriba sin almohada, para que el cuello estuviera en una posición neutra. Pero puedes escoger una almohada delgada o una muy acolchonada para que la cabeza no se eleve demasiado.

Se ha encontrado que está posición es la que ocasiona menos arrugas faciales, ¿por qué? Porque nuestra cara no permanece toda la noche recargada sobre la almohada. También es una buena posición para evitar las agruras, ya que generalmente la cabeza está en una posición más elevada en comparación con el resto del cuerpo.

El problema con esta posición es que los ronquidos y la apnea son mucho más frecuentes. Cuando dormimos boca arriba, la fuerza de gravedad ocasiona que nuestra lengua bloquee las vías áreas, lo que obstruye la respiración y crea esos sonidos poco placenteros.

Dormir de lado

Según varios reportes, es la posición en la que la mayoría de la gente reporta dormir. Dormir de lado abarca diferentes posturas, ya sea completamente estirado o en posición fetal. Es la mejor posición para las personas que sufren de reflujo ácido.

Algunos médicos recomiendan a las mujeres embarazadas dormir de lado. Dormir boca arriba genera demasiada presión en la espalada baja. También se dice que es mejor para las mujeres embarazadas dormir de su lado izquierdo, porque mejora la circulación al corazón.

Dormir de lado puede ejercer presión sobre algunos órganos, como estómago y pulmones, cosa que se arregla alternando los lados. También se pueden aplastar los nervios de los brazos, lo que ocasiona que se duerman. Al colocar el brazo atrás de la cabeza, puede restringir la circulación sanguínea, además de que el hombro recibe demasiado pes0. Tampoco es la posición ideal para las mamas, ya que por gravedad cuelgan hacia un lado, estirando los ligamentos, y ocasionando que con el tiempo se cuelguen.

Dormir boca abajo

Esta posición ayuda a reducir los ronquidos y algunos casos de apnea. Pero al parecer es lo único que tiene de bueno.

Dormir boca abajo se considera como la peor posición para dormir, ya que se aplana la curva natural de la columna vertebral. Esta posición ejerce presión sobre ciertas articulaciones y músculos, que puede ocasionar dolor, entumecimiento y hormigueo. Además dormir toda la noche con la cabeza girada a 90°, puede ocasionar problemas en el cuello.

Si ya intentaste muchas formas y no puedes dormir de otra forma que no sea boca abajo, lo mejor es usar una almohada firme y delgada, para que tu cuello no esté muy alto en comparación con tu columna. También es recomendable utilizar una o dos almohadas debajo de la región pélvica para obtener una alineación más natural de la columna.

FUENTE: Vitonica.




COMENTA LA NOTICIA