Las 24 películas musicales mas grandes de la historia





No importa si es una escena de amor, la más aguerrida pelea o la tragedia más triste, en los musicales cualquier momento es perfecto para cantar. Eso a nadie le molesta, todos sabemos lo que estamos viendo.

En el portal Filomusica indican: "Es el más cinematográfico porque es el único género donde la fantasía se mezcla con la realidad sin ningún tipo de ‘complejo'. A nadie le extraña que un policía, por ejemplo, pasee por una calle y de repente arranque a cantar y bailar como si del mejor bailarín se tratase, con una coreografía de ensueño y una orquesta colosal sonando de fondo. A nadie se le ocurre pensar que estamos viendo algo irreal. La fantasía es ilimitada en este genero cinematográfico, no hay que esperar coherencia argumental, sólo dejarse llevar por la conjunción de imagen, música y - en muchas ocasiones - color".

¿Y si hacemos un paseo por los 25 más memorables del cine?

24. Evita (1996): La adaptación cinematográfica de la etapa musical de la vida de la primera dama argentina, Eva Perón, fue un éxito crítico y popular, sacando una interpretación decente de Madonna y llevándose un Oscar a la Mejor Canción Original por You Must Love Me.

Es imposible siquiera empezar a imaginar a Evita sin escuchar "Don't Cry for Me Argentina". (Admítelo, lo está cantando en su cabeza ahora)

23. Frozen (2013): ¿Y si hacemos un muñeco?

Inspirado por la historia considerablemente más oscura de Hans Christian Andersen, La Reina de la Nieve, Disney intercambió secuestros de niños y besos mortales por un muñeco de nieve cantante y reno pícaro para mascotas, logrando gran popularidad. La cinta se convirtió en la película de animación más grande de todos los tiempos cuando salió en 2013, y sigue dominando los gustos de los niños y quienes aún cantan "Let It Go, Let It Go..."

22. Un Americano en París (1951): Este clásico de Gene Kelly cuenta la historia de un ex soldado estadounidense que permanece en París después de la guerra para convertirse en pintor (¡qué romántico, cierto?) Y se enamora de una chica francesa local. Dos se convierte en un triángulo amoroso de tres aunque cuando una rica heredera empieza a mostrar interés en el pintor en más de un nivel profesional.

21. Hedwig and the Angry Inch (2001): No hay un momento aburrido en este musical rock acerca de un transgénero punk rock durante su gira por los Estados Unidos.

John Cameron Mitchell ganó un Globo de Oro por el papel principal.

20. Sweeney Todd: The Demon Barber Of Fleet Street (2007): Tim Burton, Johnny Depp y Helena Bonham-Carter volvieron a unirse en este musical que se desarrolla en una barbería en el viejo Londres. Un peluquero regresa a un loco después de ser condenado por un crimen que no cometió y se va en un alboroto con varios clientes desafortunados que son víctimas de su espada.

La película narra la melodramática historia de Sweeney Todd, un barbero inglés que asesina a sus clientes con una navaja de afeitar en la época victoriana con la ayuda de su cómplice, la Sra. Lovett, quien convierte sus cadáveres en pasteles de carne.

19. La La Land (2016): Creado como un "musical moderno" por el director Damien Chazelle, está basado en L.A. sigue a una aspirante a actriz (Emma Stone) y un músico de jazz tradicionalista (Ryan Gosling) mientras luchan para su gran momento.

Aunque como ya nos quedó bien claro que no ganó el Oscar a la Mejor Película, sin duda tiene el mérito de muchos premios y de precisamente haber tomado como referencia a grandes musicales.

18. The Rocky Horror Picture Show (1975): Ok, no estamos frente a la historia más grandiosa, pero los números musicales y la lentejuelas la hacen brillar.

Trata sobre una pareja que, tras una avería en su coche, se ve obligada a pasar la noche en la mansión del Doctor Frank-N-Furter que celebra la convención de transilvanianos con motivo de la creación de su criatura, Rocky Horror, un hombre perfecto cuyo "medio" cerebro pertenece a un delincuente juvenil.

17. Chicago (2012): Un retroceso a los musicales más tradicionales de los años 40 y los años 50 cuando la mayoría de sus contemporáneos eran estrictamente posmodernos, sorprendió llegando a ganar seis Oscars, incluyendo el mejor película.

Los personajes centrales de Chicago son Velma Kelly (Catherine Zeta-Jones) y Roxie Hart (Renée Zellweger), dos delincuentes detenidas por crimen pasional que se encuentran en prisión esperando su juicio juntas en Chicago en los años 20's. Velma, una artista de vodevil, y Roxie, una ama de casa, luchan por la fama que les evite la horca.

16. Los caballeros prefieren las rubias (1953):Es famosa por la interpretación auto-irónica de Marilyn Monroe y su reconocimiento mundial en el papel de la rubia superficial Lorelei Lee, así como por su clásico número musical cantando "Diamonds Are a Girl's Best Friend". Fue un filme de gran éxito: recibió estupendas críticas y recaudó más de 5 millones de dólares, duplicando lo que costó y situándose en el puesto noveno de películas más taquilleras del año.

15. Los paraguas de Cherbourg (1964): La película que presentó al mundo la impresionante belleza de Catherine Deneuve. Es una historia sencilla, la chica se encuentra con el chico, el chico es reclutado en el ejército, la chica se va a la casa con el rico, pero es manejada con una sinceridad encantadora y elevada por la manera gloriosamente vívida en la que se realiza y se tira. También marca las mejores notas por el hecho de que cada palabra es cantada, incluso líneas como "olor de gasolina".

14. Moulin Rouge (2201): Los escépticos tuvieron que comerse sus palabras con Ewan McGregor y Nicole Kidman en la obra de Baz Luhrmann.

Este musical moderno reimagina canciones populares de artistas modernos como Elton John y The Police, pero centra la historia en el bohemio París de principios del siglo XIX.

13. Funny Face (1957): Esta combinación ganadora de Audrey Hepburn y Fred Astaire contó la historia de una joven bibliotecaria de París atrapada en medio del colorido mundo de la moda estadounidense cuando es examinada por un importante editor de revistas y un famoso fotógrafo de moda.

12. My Fair Lady (1964): Ok, uno de los talentos de Audrey Hepburn no era el canto. De hecho sus canciones tuvieron que ser dobladas. Sin embargo, eso no le resta mérito a este gran musical que cuenta la historia de una Cenicienta moderna que aprende a hablar como una aristócrata y pasar como miembro de la alta sociedad.

11. Les Misérables (2012): ¿Escuchas a la gente cantando?

Tom Hooper transportó en 2012 la novela clásica de novela Victor Hugo a la pantalla grande para uno de los musicales más grandes de los últimos años. Con un elenco de actores con talento para el canto como Hugh Jackman y Samantha Barks (ah también actúa Russell Crowe pero evidentemente no entra en este grupo), Les Misérables ganó tres premios de la Academia, incluyendo a la Mejor Actriz de reparto por la actuación de Anne Hathawaycomo Fantine.

10. El Libro de la Selva (1967): Con estrellas como George Sanders, Phil Harris y Sterling Holloway, esta cinta tiene uno de los mejores sonidos de todos los tiempos, y con canciones tan bien diseñadas, sus estilos vocales característicos son aún mejor recibidos. La animación xerográfica del libro de la selva y los telones de fondo pintados a mano tienen un encanto adicional muy distante a las animaciones 3D que vemos hoy en día.

9. Hairspray (2007): Siempre ha habido un debate entre la original de 1988 y la verisón de 2007. Abogando por las nuevas generaciones, incluimos la segunda.

Esta comedia protagonizada por John Travolta y Nikki Blonski gira en torno a una adolescente que ama bailar y que gana un lugar en un programa de televisión local. El nuevo papel la catapulta al estrellato y trata de canalizar su nuevo poder en una fuerza de bien para llevar la integración racial a la televisión.

8. Mary Poppins (1964): Metieron la cultura pop la frase "Supercalifragilisticexpialidocious". También, fue la película donde aprendimos por primera vez el sabio consejo que "una cucharada de azúcar hace que la medicina disminuya".

Julie Andrews como una niñera con poderes mágicos es algo que ha hecho las infancias más fantásticas. Además del Oscar para su protagonista como Mejor Actriz, ganó otra por la Mejor Canción Original con Chim Chim Cher-ee.

7. La Novicia Rebelde (1965): Por mucho que pueda ser ridiculizada como una película de televisión navideña, es legendaria. No se puede negar que este es uno de los mejores musicales de la pantalla jamás realizados. Como María, la monja que se convirtió en institutriz de la cría von Trapp y se casa con subastante frío papá ntes de ayudarlos a superar a los nazis, Julie Andrews muestra una vitalidad que es difícil de resistir.

6. Funny Girl (1968): ¡Aplausos para Barbra!

Conocida por su gran éxito Do not Rain on My Parade, esta comedia musical muestra a Barbara Streisand en su máximo esplendor como a comediante Fanny Brice, desde sus días en suburbios de Nueva York hasta la cumbre de su carrera artística con las Ziegfeld Follies.

Le dio un Oscar a la legendaria actriz.

5. West Side Story (1961): Fue una versión moderna de Romeo y Julieta en medio de dos bandas de jóvenes, los Sharks, de origen puertorriqueño, y los Jets, estadounidenses de origen irlandés, son rivales y viven en disputas. El conflicto surge cuando María (Natalie Wood), hermana del jefe de la pandilla puertorriqueña, Bernardo (George Chakiris), y Tony (Richard Beymer), exmiembro de los Jets, se enamoran.

4. El Mago de Oz (1939): No sólo uno de los mejores musicales jamás realizados, sino una de las mejores películas de cualquier tipo jamás hechas. Las aventuras de Dorothy en Oz no sólo están llenas de números pegadizos e inolvidables que llenan de emoción, sino que también cuenta personajes inolvidables y diálogos increíbles.

3. Grease (1978): Los elementos que hicieron de Grease un gran éxito en 1978 ahora parecen imposibles de explicar: en el año en que las Sex Pistolsimplosionaron, un espectáculo de escena nostálgico que usaba canciones pop de los 50s y con un reparto de treintañeros interpretando a adolescentes se llegó a convertir en el musical de mayor recaudación en Estados Unidos y en una referencia indispensable en el género.

Cuenta la historia de amor del rebelde Danny Zuko (John Travolta) y la inocente Sandy Olsson (Olivia Newton-John). Ambos se conocen durante el verano y al despedirse ninguno de los dos piensa en que se vayan a ver de nuevo. Pero se equivocaban: cuando ella decide matricularse en el mismo instituto que su amiga Frenchy (Didi Conn) lo último que esperaba era convertirse en compañera de Danny, el co-líder rebelde de los T-Birds.

2. Singin' in the Rain (1952): Conocida por sus icónicas escenas de baile con paraguas, esta película de Gene Kelly capta el trastorno en la industria del entretenimiento sobre la transición de películas mudas a "habladas" cuando dos estrellas de cine mudas se unen al elenco de un musical.

1. Cabaret (1972): Un musical para la gente que generalmente no puede soportar musicales, Cabaret evita la rareza de la gente normal de repente se pone a cantar en situaciones inesperadas.

Con la legendaria Liza Minnelli al frente, la película fue ganadora de numerosos premios cinematográficos y conservada en el archivo de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

FUENTE: E Online




COMENTA LA NOTICIA