La carne es débil - Roes en Boy4ME





¿Amor o sexo? ¿Sexo o amor? ¿Ambos? ¿Juntos o separados? Tantas preguntas y un solo conflicto. Durante mucho tiempo he querido escribir acerca de este tema, pero honestamente no me atrevía a hacerlo porque aún no definía una postura personal al respecto. Y es que cuando hablamos de amor y sexo no todos tenemos la capacidad, madurez o experiencia, para saber separarlos cuando la situación lo permite.

Es muy cierto que tanto el sexo con amor, como sin el son posibles. ¿Cuál sabe mejor? Eso es cosa de cada quién, pero lo que también es cierto es que cuando se trata de separarlos a veces nos cuesta un huevo y la mitad del otro. Para que me entiendan mejor y no darle tantas vueltas… ¿Qué pasa cuando verdaderamente amas a tu pareja pero sexualmente necesitas algo diferente?

Ah, llegamos al punto. Por ahí dicen que a veces de tanto comer caviar de pronto se antojan unos buenos tacos de frijoles sin importar qué tanto disfrutes la hueva de pescado. Total, imagina que por meses; o quizá años no has probado otra cosa que no sea un sándwich de jamón. Es lógico que un día vas a despertar con antojo de otra cosa, y por más que digan que pueden existir mil formas diferentes de preparar un sándwich de jamón para darle otro sabor, en el fondo TODOS sabemos que sigue siendo LO MISMO.

Publicacion_36.2.jpg

Por años pensé y me convencí de que mientras amaras a alguien era imposible echar pasión con otra persona. ¡Vamos! Que ni siquiera me podía pasar por la mente, y es que en mi mundo de caramelo creía que el amor era fuerte, poderoso, y suficiente. Tras años de experiencias, relaciones, enamoramientos, tipos que van, vienen y se vienen, he llegado a la conclusión de que desafortunadamente no es así.

Muchas veces escuché el famoso “somos hombres y tenemos necesidades” o aquél que dice “la carne es débil”, y pensaba que se trataban de meros pretextos para andar metiendo la ver…dura en la canasta de cualquiera. Hoy, en pleno 2015 y con casi 28 años de edad, debo confesar que mi mentalidad ha cambiado, ¡y no porque me guste andar de caliente! Eso es aparte, sino porque conforme la sociedad evoluciona nosotros lo hacemos con ella.

Aquí no se trata de infidelidades, sino de acuerdos. No hablamos de ser cabrones sino de ser realistas y honestos. Digamos que el amor de tu vida se va de viaje por 1 año, sí, aunque pueden visitarse te aseguro que lo harán quizá una vez al mes si bien les va y dependiendo de lugar en el que esté. Estando separados, ¿puedes pedirle fidelidad? Planteemos la pregunta desde otra perspectiva: ¿crees que aunque se lo pidas va a tener la fuerza suficiente de hacerlo? Otro giro más: ¿la tendrás tú?

A la hora de hablar de sexo siempre pensamos en lo placentero que es, en lo mucho que lo disfrutamos y en la cantidad infinita de posibilidades que hay para tenerlo. Pero cuando estamos enamorados pensamos en el sexo como algo prohibido fuera de tu relación de pareja. Y todos sabemos que cuando algo es prohibido a veces resulta mucho más excitante. ¿Qué prefieres? ¿Qué tu pareja te mienta y te diga que no se acuesta con nadie más? ¿O al menos saber que ambos pueden hacerlo sin que afecte el sentimiento que existe entre ustedes?

No estoy diciendo que vayan todos a ponerle con quien se les de su gana y engañen a su novio, no. Lo que estoy diciendo es que creo que es posible tener una relación basada en la confianza, la comunicación y LA VERDAD. Si bien los celos muchas veces juegan una parte fundamental en las relaciones, también existen diferentes formas de celar a tu pareja.

Publicacion_36.3.jpg

El hecho de que tu novio se acueste con alguien más NO quiere decir automáticamente que no te ama, lo que SI quiere decir es que en el momento estaba caliente. NO quiere decir que tú no seas bueno en el sexo, lo que SI quiere decir es que a pesar de eso la atracción por otras personas SIEMPRE va a estar presente. Piensa, ¿por qué en otras culturas no existe problema alguno con tener más de una pareja? Ahí tenemos a los árabes con sus varias esposas, o no nos vayamos tan lejos, a los europeos con una idea del amor y el sexo mucho muy diferentes a la nuestra. ¿Por qué para ellos es más normal el poder llevar una vida amorosa a la par de una vida sexual abierta?

Me atrevo a decir que todo está en la mente, la educación, la crianza y la madurez. En las tres primeras no hay nada que podamos hacer, así nos enseñaron a la mayoría en Latinoamérica. Crecimos pensando en el amor idílico de las telenovelas y películas, lleno de drama e intensidad, soñando con el hombre perfecto que sólo tenga ojos para uno y que no quiera ni ver a alguien más. Pero por el último; la madurez, sí que podemos hacer demasiado. Porque la experiencia te da armas, el crecimiento te abre la mente y mientras más vives más aprendes.

Quizá te cueste entender la idea del amor libre, pero existe. Quizá te estés enojando al leer esto por descalificar al amor como platónico y monógamo, no lo sé. Lo que sé es que si algo he aprendido es que la mentalidad, las ideas, las relaciones, así como el amor y el sexo son materia, y no se crean ni se destruyen… se transforman.

Este tema da para más y hay factores que no se abordaron o que faltó profundizar. Pero aún así la neta me gustaría saber qué opinan al respecto. Cuáles son sus experiencias o si están de acuerdo o en desacuerdo conmigo. Estaría muy chingón recibir sus comentarios ya sea aquí o en mi cuenta de correo que aparece abajo. ¡Nos leemos!

Por Juan Carlos Roes para Boy4ME

Twitter: @jc_roes

Facebook: JuanCarlos Roes

Gmail: jcr035@gmail.com

#BlogRoes: juancarlosroes.blogspot.mx

#NoTanRosa: roesnotanrosa.blogspot.mx



COMENTA LA NOTICIA