Instagram está causando daño a los gays





Podrías estar siendo víctima de este fenómeno...

Aunque en principio el objetivo de las redes sociales es el de "socializar", a medida que pasa el tiempo nos damos cuenta que pueden llegar a tener tantas funciones como usuarios en esas plataformas. Evidentemente, no todos los casos son beneficiosos.

Un perfil en Instagram te da acceso a un millón de cosas, pero de la misma manera te expone incluso hasta el punto de llegar a hacerte daño.

Recientemente, la revista Out publicó un ensayo en el que revelan cómo la aplicación ha contribuido a que los hombres homosexuales registren un incremento en cuanto al desarrollo de trastornos psicológicos y desórdenes alimenticios realmente preocupantes para la sociedad.

En Instagram suelen exhibirse "vidas perfectas" y los "mejores físicos" que pueden causar estragos en quienes consideran este tipo de publicaciones como ideales a alcanzar; es ahí donde comienzan a presentar distrofia muscular, cuya definición de la Fundación de trastorno de distrofia muscular dice: es un tipo de distrofia marcada por no sentirse suficientemente musculoso o estéril, cuando eso es a menudo lejos de la realidad.

Una foto publicada por SnapChat: David Lacruz (@lacruz_david) el

También está la vigorexia, conocida como el "complejo de Adonis" o "la anorexia inversa", un trastorno depresivo mayor que se caracteriza por el "tiempo excesivo y sobre-esfuerzo en el levantamiento de pesas para aumentar la masa muscular".

  • ¿Por qué los gays son los más afectados?

Según el estudio que exponen en la publicación, un hombre tiene un 5% de probabilidades de ser más sensible acerca de su imagen corporal, pero en cuanto a quienes se definen como homosexuales, el número se triplica y pasa a ser de un 15%. Dicho informe también señala que el 45% de los gays no están satisfechos con su musculatura, y también son más propensos a experimentar "objetivación", "vigilancia", "la comparación social basada en la apariencia", y "la presión de los medios de comunicación para ser atractivo".

Por otra parte, aplicaciones de citas y encuentros sexuales también añaden leña al fuego: "Esta presión de los medios se ve agravada por aplicaciones como Grindr, Scruff, y otros, que cuentan con una cantidad de hombres de sin camisa, generalmente musculosos. Por lo general los hombres blancos-cisgénero refuerzan su negatividad con las aplicaciones".


Una foto publicada por Harry Louis (@harry_louis) el


"Aunque soy consciente de que tengo mucho más que ofrecer los hombres que en mi cuerpo, los hombres no parecen estar interesados más allá de lo que tengo que ofrecer físicamente.", indica el ensayo. Y finaliza: "Dejar esas aplicaciones y redes sociales es una solución temporal, pero con el fin de fijarme a mí mismo, tengo que -suena terriblemente a cliché- aprender a amarme a mí mismo y creer que soy digno de amar".

¿Qué opinas?

FUENTE: E! Online




COMENTA LA NOTICIA