George Takei niega las acusaciones de abuso sexual del actor Scott R. Brunton





En 1981 George Takei ya era sobredamente conocido para el público tras haber interpretado a Sulu no sólo en la mítica serie Star Treck (Gene Rodenberry, 1966-1969, EE.UU.), sino también en su primera adaptación cinematográfica, Star treck: la película (Star Trek: the motion picture, Robert Wise, 1979, EE.UU.). En ese momento, Scott R. Brunton tiene 23 años de edad y trabajaba como camarero en Hollywood mientras trata de hacerse un hueco como actor y modelo. Una noche conoce al actor, veinte años mayor que él, en un bar de ambiente de Highland, Greg’s Blue Dot, y se intercambian sus números de teléfono. Un encuentro tan arriesgado como el intercambio si tenemos en cuenta que en aquel entonces Takei está todavía en el armario y había hecho campaña para la Asamblea del estado de California, y que termina con un supuesto abuso sexual que Brunton revela ahora.

«Era muy bueno consolándome y comprendiendo que estaba enfadado y todavía enamorado de mi novio (…). Era muy bueno escuchando», explica Brunton, justificando que se pusiera en contacto con Takei tras romper con su novio porque le sentaba muy bien llorar sobre su hombro, hasta que una noche es Takei quien le llama para invitarle a una noche ce cena y teatro. Terminada la velada, ambos deciden volver juntos al domicilio del actor. Tras una primera copa, Takei le ofrece una segunda, que Brunton acepta. «De repente, comienzo a sentirme muy desorientado y mareado, y creí que iba a desmayarme. Dije que tenía que sentarme», explica Brunton, haciéndolo en una especie de inchable amarillo, donde cree que se queda desmayado.

«Lo siguiente que recuerdo cuando me estaba despertando es que tenía los pantalones bajados alrededor de mis tobillos y me estaba palpando la entrepierna y tratando de quitarme la ropa interior», explica Brunton. En ese momento le pregunta «¿Qué estás haciendo? No quiero hacer esto». Según su propia versión, Takei le contesta: «Tienes que relajarte. Sólo estoy tratando de hacerte sentir cómodo. Ponte cómodo», pero Brunton insiste en su negativa, incorporándose, empujándole y advirtiendo de su intención de irse. «Si crees que debes hacerlo. No estás en condiciones de conducir», le dice entonces Takei. Brunton se incorpora, le empuja, se sube los pantalones y se arregla la ropa, sale del domicilio y se sube a su automóvil hasta que se siente lo suficientemente bien como para conducir hasta su domicilio.

A pesar de que el incidente sucedió hace mucho tiempo, Brunton asegura que «nunca lo he olvidado», y que es una anécdota que ha contado a sus amigos durante todos estos años. Asimismo, cuando Takei esta de gira promocionando uno de sus libros y se encontraba en Portland, donde vive el exactor y exmodelo actualmente, llega a considerar contactar con él para preguntarle por qué se había comportado de aquella manera, pero al final no tiene la fuerza para hacerlo porque «ya era demasiado incómodo». En cualquier caso, aclara que decide dar un paso adelante después de que Takei declarara que «cuando el poder se usa en una situación no consensuada, es un error», en referencia a las alegaciones de abuso sexual de Kevin Spacey hacia Anthony Rapp, lo que le hace enfadar, pero asegura que no quiere nada de Takei, «salvo una disculpa (…). Estoy convencido de que va a denegar todo esto, no sé, tal vez no».

«Para Anthony Rapp, ha tenido que vivir con el recuerdo de esta experiencia de décadas atrás. Para Kevin Spacey, quien afirma no recordar el incidente, era el mayor, el dominante que tenía su manera de hacer. Los hombres que hostigan o atacan indebidamente no lo hacen porque sean homosexuales o heterosexuales; eso es una distracción. Lo hacen porque tienen el poder y optaron por abusar de él», declaraba Geroge Takei sobre el incidente que llevando a Spacey al ostracismo de gran parte de la comunidad de Hollywood. La a representante de Takei, Julia Buchwald, se ha limitado a explicar que el actor y activista se encuentra viajando por «Japón y Australia y no está disponible para hacer algún comentario». Sin embargo, Takei no ha tardado en responder a través de una serie de tuits:

«Escribo en respuesta a las acusaciones hechas por Scott R. Bruton. Os quiero asegurar a todos que estoy conmocionado y desconcertado por estas afirmaciones como deben estar ustedes leyéndolas./1 (…). Los eventos que él describe en la década de los 80 simplemente no tuvieron lugar, y no sé por qué los reclama ahora. Me he sacudido el cerebro para preguntarme si recuerdo al Sr. Brunton, y no puedo decir que sí. /2 (…). Pero me tomo estas afirmaciones muy en serio, y quería proporcionar mi respuesta de manera inmediata y no fuera de momento/3 (…). Actualmente es, como él dice / dice situación, sobre supuestos eventos hace casi 40 años. Pero aquellos que me conocen entienden que los actos no consensuados son tan antitéticos a mis valores y mis prácticas, la sola idea de que alguien me acusara de esto es bastante dolorosa en lo personal. /4 (…). Brad, que está 100 % a mi lado en esto, como mi compañero de vida por más de 30 años y ahora mi marido, está totalmente a mi lado. No puedo decirte lo vital que ha sido tener su apoyo y amor inquebrantables en estos tiempos difíciles. /5 (…). Gracias a muchos de vosotros por las palabras amables y la confianza. Significa mucho para nosotros. Vuestro, en agradecimiento, George /fin».

FUENTE: universogay




COMENTA LA NOTICIA