Familia interna a su hija por ser lesbiana





Diputados y grupos políticos de diferentes signos han condenado y repudiado el ingreso de una joven por ser lesbiana en un anexo de Querétaro sin tener adicción alguna, tan sólo por no ser aceptada su orientación sexual por su familia. Una insólita situación que ha revelado la necesidad de revisar las normas que regulan estos centros de rehabilitación, para evitar el internamiento de una persona contra su voluntad.


Una joven de 19 años de edad es la víctima de esta insólita situación en la que su propia familia la ha ingresado en un anexo, un espacio reservado para personas con adicciones, con el objetivo de «curarla» de su orientación sexual, según denuncia Andrea, pareja de la joven, cuya identidad no se ha revelado. Al enterarse de que su hija tenía una relación de seis meses con una persona de su mismo sexo, sus padres consiguen internarla argumentando que tiene problemas de conducta. Sólo a través de amigos y organizaciones civiles, Andrea ha conseguido encontrar a su novia, obteniendo incluso información de un interno, que es quien le ha confirmado que fue internada contra su voluntad y por ser lesbiana.

«Antes a las lesbianas las recluían en conventos y en psiquiátricos, hoy las meten en anexos cuando nuestras madres y abuelas lucharon porque las decisiones las tomen las mujeres y ahora se recluye a una ciudadana, porque es mayor de edad, porque sus padres no aceptan que es lesbiana», declaran Walter López y Gisela Sánchez, activistas del Frente Querétaro contra la Discriminación que lamentan que sigan existiendo este tipo de situaciones.

«Es una injusticia porque son personas egoístas quienes piensan que sus hijas son diferentes y que no merecen respeto, eso es injusto, esas personas son las que deberían estar en un anexo, recibiendo ayuda psicológica, porque eso no se hace», declara la madre de Andrea. Diferentes grupos se han movilizado para exigir la libertad de la joven, así como para la regulación de los centros de rehabilitación, para que no puedan aceptar personas con la intención de curarlas de su homosexualidad.

Una demanda que ya ha obtenido una respuesta favorable por parte de los coordinadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Partido Acción Nacional (PAN) y de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que han exigido acciones inmediatas para impedir tanto la discriminación en contra de las personas de la comunidad LGBT como la operación irregular de los centros de rehabilitación.

FUENTE: UNIVERSO GAY




COMENTA LA NOTICIA