Exclusividad en el dating... ¿Cuándo aplica? - Roes en Boy4ME





¿Alguna vez mientras salen con alguien que apenas van conociendo, se han preguntado si él sale además con otras personas? La regla de exclusividad en el dating es quizá una de las cosas que a muchos pueden preocuparnos a la hora de estarnos clavando con alguien.

Digo, si bien están en el proceso de conocimiento en el que van viendo si se da la química y si funcionan juntos, es muy común de repente pensar si eres el único que tiene su tiempo y atención o si sigue conociendo a más tipos para ver cuál es el bueno y si elige a melón o a sandía. ¿O será que a veces yo soy muy intenso? No voy a negar que siendo soltero me ha valido madre salir con más de uno teniendo en la cabeza la idea de que no está mal tener varias veladoras prendidas, pero después me pongo a pensar en que quizá uno de ellos ya se está clavando y que a final de cuentas no parece tan buena idea terminar lastimando a alguien. Porque… ¿Qué pasa cuando te la aplican a ti?

La verdad es que yo nunca he entendido cómo funcionan esas cosas. ¿Qué se hace? ¿Se habla de exclusividad desde la primera cita? ¿Se pone un límite de tiempo para decir “oficialmente” que no saldrán con nadie más? ¿Se hacen los dos pendejos y se quedan con la duda? Sí, la comunicación es la base de toda relación, ¿pero cómo le dices a alguien que no quieres que salga con otros hombres porque a ti ya te encanta y la idea de compartir no te agrada, sin quedar como un intenso posesivo?

Estoy seguro de que a muchos de los que están leyendo esto les puede parecer absurdo. Total, existen aquellos a los que no les causa ningún problema compartir siempre y cuando ellos también tengan la libertad de hacer de las suyas. Pero en este caso estamos hablando de alguien que realmente te importa, que te mueve el piso y por el que quizá ya empiezas a tener sentimientos. Así la situación cambia, porque ¿a quién le gusta compartir el cariño y el cuerpo de aquél al que quiere? Al menos a mi no.

Publicacion-34.2.jpg

Cuando entra la duda podemos hasta convertirnos en detectives privados, acosamos intensivamente su perfil en Facebook, Twitter, Instagram y recorremos toda la galería de Grindr para ver si lo encontramos por ahí (sin tener en mente que aunque te guste mucho el tipo, tú sigues teniendo la famosa app amarilla). Nos hacemos de ideas y muchas veces hasta las creamos en nuestras pequeñas y suspicaces mentes apenas vemos un like, una foto con amigos o un comentario en su muro. ¡Ay, intensos!

Es muy cierto que muchos buscamos la relación perfecta, conocer a alguien con quien la compatibilidad sea increíble y llegar a enamorarnos siendo correspondidos, pero cuando apenas estás conociendo al vato y todavía ni sabes si la relación puede funcionar y tiene futuro, ¿para qué estresarse con reglas de exclusividad? No estoy diciendo que andar de nalgas prontas con todo el que se te antoje sea lo ideal (y si sí lo es para ti, ¿qué?) pero lo importante aquí es que una vez que empiezas a salir con alguien tengas muy claro qué es lo que quieres de esa experiencia y a dónde esperas llegar.

Nunca falta el típico que se presenta diciendo que quiere una relación estable y apenas cogieron no vuelve a llamar, o aquél que al contrario, dice que no quiere compromisos y es sólo sexo pero empieza a buscarte de más y a clavarse contigo. ¿No que sabías lo que querías? Quizá muchas veces no podemos estar seguros de lo que va a pasar, a lo mejor sólo estamos calientes y el tipo termina gustándonos de más, a lo mejor nos gusta físicamente pero ya en personalidad y carácter se queda corto, who knows? Ese tipo de cosas no las podemos controlar, lo que sí podemos controlar es cómo reaccionamos ante ellas y lo que nosotros queremos sacar de algo o alguien.

Una cosa es muy cierta, si te vas a aventar a pedir exclusividad cuando apenas se están conociendo, te arriesgas a que prefiera seguir saliendo otros que estar contigo, pero mira el lado positivo… Si es así, entonces no era tan buen partido después de todo.

Por Juan Carlos Roes para Boy4ME

Twitter: @jc_roes

Facebook: JuanCarlos Roes

Gmail: jcr035@gmail.com

#BlogRoes: juancarlosroes.blogspot.mx

#NoTanRosa: roesnotanrosa.blogspot.mx



COMENTA LA NOTICIA