Este adicto al deporte murió mientras dormía





Un joven adicto al deporte ha muerto mientras dormía por un fallo cardíaco.

Sam Standerwick era un joven de 25 años adicto al gimnasio. Sam pasaba varias horas al día entrenando en el gimnasio o haciendo cualquier tipo de deporte. Vivía para cuidar su cuerpo, y así lo demostraba su Instagram, donde colgaba fotos y vídeos de sus ejercicios y contaba lo que comía o qué rutina había hecho cada mañana.


Pero desgraciadamente, aunque el deporte sea muy saludable, dedicar nuestra vida a ello no quiere decir que estemos libre de contraer enfermedades o de sufrir un paro cardiaco. Sam llevaba tiempo sufriendo palpitaciones cardíacas y había acudido al médico por ello. Tras varias pruebas, le habían diagnosticado un bloqueo en la arteria coronaria a un nivel muy grave. Después de saber eso, San continuó con su vida normal, haciendo deporte y yendo de viaje con sus amigos.

Se encontraba en un viaje lejos de casa cuando comenzó de nuevo a sufrir fuertes palpitaciones. Aunque pensó que debería ver a un médico y así se lo dijeron sus padres, se propuso esperar a llegar a casa para seguir disfrutando del viaje. Pero su corazón no pudo soportarlo más y esa misma noche falleció mientras dormía.

Según han explicado sus padres, su corazón se paró porque no tenía fuerza para seguir latiendo. “Con 25 años nunca pensaría que algo pudiera ir tan mal. Cuando Sam salió por la puerta esa noche, no pensábamos en eso. Nunca nos habríamos imaginado que algo así pudiera pasar”, cuenta el padre de Sam que, al igual que el resto de la familia, nunca pudo imaginar que un chico sano como su hijo pudiera tener un problema tan grave.

Ahora, la familia de este adicto al deporte que murió mientras dormíaestá recaudando fondos para que haya desfibriladores en todos los gimnasios.

FUENTE: cortaporlosano




COMENTA LA NOTICIA