En Tepic, doctor discriminan a niño con SIDA





Ricardo Hernández, activista que trabaja en pro de la igualdad y la no discriminación, hizo público el caso de un niño de dos años de edad que nació con VIH. Su madre, portadora del virus, era reclusa del CERESO Venustiano Carranza de Tepic, conocido simplemente como La Penal. Ahí habría nacido el bebé, quien ha enfrentado discriminación y desatención, prácticamente desde que nació. El menor, de quien se omite el nombre para resguardar su identidad quedó en manos de la abuela.

Sí, nosotros supimos del caso hace 2 años y medio, pero perdimos la pista, no nos querían dar más datos, pero afortunadamente ya estuvimos en su casa y vamos a buscar la forma para que legalmente el niño pueda quedarse con su abuela.

El niño nace en la penal, se lo dieron a su abuelita porque nació prematuro, cuando la abuela lo lleva al hospital por ser prematuro y porque estaba enfermo, le dijeron que tenía VIH.

El niño tenía problemas de salud, su abuela lo llevó a recibir atención médica al Hospital General de Tepic, pero no imaginaba lo que estaba a punto de experimentar, la impotencia y el coraje que le generó la actitud del médico de guardia a quien le tocó recibir al menor durante una urgencia y es que cuando el doctor comprobó que su paciente era portador de VIH, se negó a perder su tiempo atendiéndolo, pues según su lógica, a fin de cuentas, se iba a morir pronto. Estas fueron sus palabras:

El niño también fue discriminado en el Hospital Civil, en una guardia de urgencias, eso lo vamos a checar con la encargada que es la doctora Maricela y después veremos cómo vamos a proceder. A él lo discriminaron por tener VIH, pero el médico usó incorrectamente la palabra -SIDA- al hacerlo, les dijo que el niño tenía SIDA y que se iba a morir, así que para qué lo querían curar. Nosotros no consideramos que este sea el actuar de un médico, es reprobable y por eso vamos a proceder, pero primero vamos a hablar con la encargada, esa es la primera instancia y después sabremos que hacer.

La madre del menor, portadora del virus de VIH, salió ya de la penal, pero desapareció sin buscar a su hijo, a quien dejó en manos de la abuela.

Los niños que nacen con VIH son discriminados por falta de información sobre su padecimiento, los familiares no se informan y parece que en Nayarit no hay suficientes médicos especializados, ni con conciencia social sobre el tema.

Según el activista, estos niños viven por lo general con abuelos u otros familiares, quienes solo los llevan a consultas, pero no se informan sobre el padecimiento y por tratar de protegerlo no les informan que tiene VIH.

FUENTE: diario crítica




COMENTA LA NOTICIA