En Canadá, una pareja gay es obligada a mudarse por discriminación





Un hombre gay canadiense que temporalmente había alquilado una habitación en Vancouver se vio obligado a mudarse debido a su sexualidad.

Caleb Gardiner había encontrado la habitación para alquilar en Craigslist como una solución temporal mientras buscaba una dirección más permanente.

Le dijeron que si quería que alguien se quedara, le costaría un extra de $ 10 por noche, una condición que no le molestó Gardiner. Sin embargo, cuando Gardiner mencionó que era su novio el que se quedaría con él, la situación se volvió agria.

La inquilina, identificada como Jenny, dijo que no podía permitir que esto sucediera por razones religiosas.

"Cuando usé la palabra 'novio', es cuando todo se complicó", dijo Gardiner.

Jenny le dijo a Gardiner: "Si ustedes son gays, no puedo permitir que esto suceda en mi casa. Por favor no traiga a su novio a dormir en mi casa".

"Si usted insiste en hacerlo, le devolvería todo su dinero y por favor salga mañana, y por favor encuentre un lugar para quedarse".

"Soy cristiana, es totalmente contra la voluntad de mi Dios. No quiero nada de eso en mi casa".

Gardiner explicó que tanto él como su novio estaban "indignados" por los mensajes y que hablarían con sus abogados.

Sin embargo, rápidamente se dieron cuenta de que las acciones de Jenny no eran realmente ilegales o clasificadas como discriminación.

Es ilegal discriminar contra el inquilino cuando se está habitando una propiedad entera, pero si la persona está alquilando un espacio compartido entonces no lo es.

De acuerdo con la Sección 10 del Código de Derechos Humanos de Columbia Británica, si se comparte el "cuarto de baño, baño o cocina", los inquilinos pueden discriminar lo que quieran.

Gardiner finalmente renunció a su batalla y se mudó al día siguiente y pidió un reembolso completo.

Compartió las capturas de pantalla en Facebook, donde la gente estaba tan indignada. Muchos trataron de ofrecer asesoramiento jurídico Gardiner.

"La mayoría de la gente se ha sorprendido y quiere decir que es ilegal", explicó.

Sin embargo, Robyn Durling, directora de comunicaciones de la BC Human Rights Clinic, explicó que la ley tiene un apartado sobre el tema por una razón.

"En ciertas circunstancias cuando la gente está viviendo en estrecha proximidad, puede haber una necesidad de discriminar", dijo Durling.

Gardiner agregó que no podía creer lo que determinaba la ley, ya que ha habido grandes avances en igualdad en Vancouver.

"En Vancouver el matrimonio igualitario tiene 10 años, se podría creer que el incidente que viví no podría ser legal, pero claramente que me equivoqué", dijo.

FUENTE: pinknews




COMENTA LA NOTICIA