En Baja California la comunidad LGBT en pie de lucha para la adopción de menores





Para la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual, se ha convertido en un reto el tema de la adopción de menores. No solo por la homofobia que surge de grupos religiosos, también el freno que ha puesto la autoridad en Baja California.

Este mes, el DIF en Baja California, no tuvo otra opción más que acatar el amparo federal para continuar con el proceso de adopción de Víctor Manuel Aguirre Espinoza y Víctor Fernando Urías Amparo.

Ellos son la primera pareja gay en casarse legalmente por la vía civil en la entidad. Su proceso sigue en pie el 10 abril, ya que les tendrán que someterse a una evaluación sicológica.

“Estoy a favor de la adopción por el bien superior del menor. Es decir los niños y las niñas merecen tener familias y en ese sentido. En el caso de Víctor los conozco de primera mano y sé que tienen la solvencia para adoptar una personita”, dijo Rubí Juárez, activista comunidad LGBT.

El reto dice, Rubí Juárez, es gigantesco no sólo por el freno ante las autoridades.

“La mayoría de los redactores de este tema se cuestionan, ¿cómo dos hombres o dos mujeres criando un hijo? por ejemplo en mi caso tendrá una mamá y un papá”, señaló.

Para comunidad LGBT, en esta frontera, es doloroso que se condicione la calidad moral en sentido de sus condiciones de género.

“Existe un sentir es de tristeza por el retroceso que está sucediendo, el decir la cuestiones de la moral dentro las leyes en nuestro país, es una cuestión escabrosa porque nadie ha definido qué es la moral y que no es la moral”, puntualizó.

Para ellos, es una tristeza que las instituciones de gobierno pongan freno a los procesos de adopción, por ello es urgente realizar una reestructuración en las leyes a la realidad actual.

FUENTE: PSN




COMENTA LA NOTICIA