El uso de facebook ayuda a que te deprimas más





Es bastante claro que las redes sociales te quitan mucho tiempo. Inicias sesión en Facebook con la mejor de las intenciones, y te sales una hora después, habiendo consumido más información de la jamás necesitada sobre memes y el nuevo coche deportivo que tu viejo amigo de la preparatoria se acaba de comprar.

Cuando finalmente regresas a la tierra de los vivos, es fácil sentirse un poco abatido. Y ahora, una nueva investigación publicada en el American Journal of Epidemiology ha descubierto que no estás solo.

Para el estudio, los investigadores usaron tres oleadas de datos de 5 mil 208 personas en la encuesta nacional de Gallup Panel Social Network Study, en combinación con mediciones de uso de Facebook. Ellos compararon esto con reportes de salud mental y física, así como de satisfacción con la vida y el IMC, y también obtuvieron información sobre las redes sociales de los participantes en el mundo real.

Lo que encontraron no era bonito: en general, los investigadores concluyeron que el uso de Facebook estaba asociado negativamente con el bienestar de una persona. Es decir, cuanto más usas Facebook, peor te sientes.

Los investigadores encontraron medidas cuantificables de esto: por cada vez que una persona le daba ‘like’ al contenido de otra persona, hacía clic en un enlace a otro sitio o artículo, o actualizaba su propio estado de Facebook, su auto-reporte de salud mental disminuyó de cinco a ocho por ciento. Sin embargo, esto no ocurrió con las interacciones del mundo real con los amigos –las cuales, se ha demostrado, hacen que la gente se sienta mejor acerca de sí misma.

En el artículo, publicado en Harvard Business Review, los investigadores aseguran que no están totalmente seguros de por qué el uso de Facebook deprime a las personas, sobre todo porque no veían mucha diferencia en dar like, postear o hacer darle clic a una publicación, y cómo impacta esto a las personas. "Aunque anticipamos que el darle 'like' al contenido de otras personas fuera más probable que condujera a autocomparaciones negativas y, por lo tanto, disminuciones en el bienestar; la actualización del propio estado y el hacer clic en enlaces parecía tener un efecto similar", escribieron.

Sin embargo, señalan que la cantidad parece importar más que la calidad cuando se trata de uso de Facebook. Es decir, lo más probable es que no te sientas nada bien si pasas demasiado tiempo en la red social.

Por supuesto, esto no significa que todo el mundo que usa Facebook va a terminar sintiéndose mal. En vez de esto, es importante limitar su uso. Además, ten en cuenta que tus amigos ponen las mejores versiones de sí mismos en las redes sociales y no mencionan las cosas malas, molestas y absurdas que suceden en sus vidas. Agobiarte por el hecho de que nunca has hecho nada tan aventurero como los clavados de altura, como tu mejor amigo de la universidad, no tiene sentido. Y, por cierto, probablemente no mencionó el monstruoso calzón chino que consiguió como resultado.

FUENTE: Mens Health




COMENTA LA NOTICIA