El sucesor del Iphone X podría ser más barato que su versión actual





Ya teníamos un rato sin hablar de los iPhone que Apple tiene preparados para este año. Sólo para recordar, se espera que la compañía lance tres versiones de su popular teléfono durante el otoño: dos modelos con pantallas OLED de 5.8 y 6.5 pulgadas, y uno más con display LCD de 6.1 pulgadas.

Según el diario surcoreano DigiTimes, la marca habría conseguido reducir el precio de facturación de los materiales para la fabricación del celular que reemplazará al iPhone X, es decir, el teléfono OLED de 5.8 pulgadas.

De acuerdo con la información obtenida a través de la cadena de suministro de Apple, los materiales del nuevo iPhone serán 10% más baratos (los del iPhone X superaron los 400 dólares en 2017).

En un principio, la compañía californiana habría planeado lanzar una versión LCD en lugar del modelo OLED de 5.8 pulgadas, explica el diario, pero esa decisión elevó los precios de los paneles OLED.

Sin embargo, debido a la baja demanda del iPhone X, el pedido de pantallas OLED fue mucho menor al que Apple se había comprometido con Samsung, lo que le dio ventaja al fabricante surcoreano para negociar las cotizaciones de las mismas para la próxima generación de iPhone. Al final, el acuerdo alcanzado previne una alza en el costo de los displays.

Así, el DigiTimes prevé que el iPhone de 5.8 pulgadas de este año será el modelo más barato de los tres, pues de acuerdo con las pruebas más recientes, contaría con componentes y capacidades más bajas que el modelo LCD de 6.1 pulgadas.

FUENTE: Parentesis




COMENTA LA NOTICIA