El figging, la nueva forma de placer con un jengibre





¿Te atreves con el FIGGING? Así es la última moda sexual, meterse JENGIBRE POR EL CULO.

Todo aquel que diga que en el sexo ya está todo inventado no está a la última en las tendencias sexuales de la moda gay. Dentro de las prácticas sadomasoquistas se ha puesto de moda una muy particular que sorprenderá mucho a quienes la desconozcan. Así es el figging, la moda de meterse jengibre por el culo o por la vagina. Que los heteros también pueden jugar, no tenemos por qué quedárnoslo todo nosotros.

Figging es el vocablo anglosajón para esta práctica tan picante, figurada y literalmente. Porque el jengibre escuece bastante y pica. Generalmente no se mete esta planta tal cual por el orificio anal, sino que se talla para crear un pequeño (o grande, sobre gustos no hay nada escrito) consolador natural e ideal para aquellos vegano más estrictos. Cuando se mete el jengibre por el culo y esta planta contacta con tu interior, se produce un fuerte escozoz y picor, pero a la vez también una sensación de calor muy intensa que ayuda a dilatar el ano y sentir mayor placer.

En internet encontramos ya los relatos de personas que se han decidido a probar el figging:

"Suelo masturbarme bastante a menudo, muy pocas veces juego con mi culo al hacerlo pero a veces sí. Decidí que si probaba esto lo haría cuando ya estuviera muy excitado por si el efecto no me convencía al menos poder correrme. Humedecí un poco mi culo con saliva e introduje el trozo de jengibre que había preparado antes. Al principio nada, pero de repente empecé a sentir un calor bastante intenso, muy soportable y agradable, nada que hubiera sentido antes, cada vez iba a más y me daba miedo que ya no hubiera vuelta atrás. El calor hacía que tuviera más y más ganas de correrme. Lo disfruté mucho. No descarto repetirlo algún día".

¿Te atreverías a probar el figging o prefieres meterte otro tipo de cosas por detrás?

FUENTE: Cromosoma X




COMENTA LA NOTICIA