Dudas y mitos sobre los abdominales





En este artículo hay algunas preguntas clásicas sobre los abdominales, que normalmente parece un objetivo para todos los que se inician en programas de actividad física:

“¿Haciendo abdominales se adelgaza?”

Esto es un mito y una gran mentira. Para conseguir perder peso y adelgazar, el trabajo más importante es el cardio o trabajo cardiovascular (trabajo físico moderado o suave a lo largo de un periodo medio/extenso). Para que una persona pierda peso, debe gastar más calorías al día de las que ingiere y el trabajo indicado para ello es el cardio (correr, nadar, bicicleta…). Ejemplo: Para quemar las mismas calorías que obtienes con un donut mediante abdominales, te esperarían 5h de trabajo continuo y extenuante. Mediante cardio: unos 20 minutos

“¿Haciendo abdominales se reduce el volumen abdominal, o la barriga?”

No. Normalmente (excepto por algunas patologías) se suele producir el efecto de “barriga” por acumulación de grasas en la zona abdominal. La realización de abdominales fortalece los músculos llamados de la misma forma y la pared abdominal que nos ayuda a proteger diversos órganos internos, pero como hemos visto antes, no queman grasa. Debido a esto, el trabajo de abdominales no reduce el volumen de la “barriga”.

Hay un aspecto interesante con respecto a esta cuestión. El trabajo y fortalecimiento de los músculos abdominales producen hipertrofia (un aumento de volumen muscular) por lo que puede producir un aumento de volumen de la zona abdominal, pero el que se note de forma superficial es debido a que no se elimina la grasa que está acumulada en una capa más superficial que el músculo si no acompañamos este trabajo con entrenamiento de cardio.

“¿Tener abdominales fuertes, evita que más adelante salga barriga?”

Tampoco esto es cierto. Tener una pared abdominal fuerte ayuda a la protección de órganos internos, al equilibrio y en cuestiones de salud nos ayuda en muchos de los movimientos que realizamos cotidianamente. Ejemplo: ante un resbalón donde el cuerpo se inclina hacia atrás (algo común), sin llegar a caerse, cuando incorporamos el tronco hacia delante para mantener el equilibrio es un trabajo que depende únicamente de los abdominales, si nunca se trabajan…

La grasa que en los hombres se acumula en la zona abdominal (en las mujeres también pero no en la misma proporción), se produce de forma externa a la pared abdominal, así que por muy fuertes que sean los abdominales, si tenemos un alto índice de grasa, aumentará el volumen de la zona abdominal.

“¿Basta con trabajar solo la zona frontal?”

No. Los abdominales podemos agruparlos en superiores, medios, inferiores y oblicuos; y es necesario trabajarlos todos. Todos ellos conforman la pared abdominal e intervienen en numerosos movimientos y en el equilibrio. Trabajar únicamente una zona crearía una descompensación que puede acarrear problemas físicos y de salud. En una pierna por ejemplo, siempre trabajamos todos los músculos, trabajar sólo los cuádriceps crearía una descompensación y traería problemas a las demás regiones del miembro inferior.

FUENTE: Buena Forma




COMENTA LA NOTICIA