Dinos qué juguete sexual usas... y te diremos de dónde eres





Los estudios nos demuestran que las personas cada día buscamos novedades y nuevas formas de disfrutar del sexo. Desde que las reuniones de tupper sex comenzasen a existir, ha cambiado muchísimo el consumo de productos y juguetes sexuales hasta el día de hoy. Unos productos que no solo facilitan el conocimiento de otras formas de tener sexo sino que, además, también ayudan con el rendimiento sexual de las personas, para que todas las noches te vayas a la cama habiendo mejorado y dejando bien satisfecho a tu pareja.

Hoy te vamos a hacer un pequeño resumen sexual del consumo de los españoles en estos productos eróticos. Este estudio lo ha realizado la tienda erótica Amantis, que se ha dedicado a registrar las diferencias de los españoles entre comunidades autónomas a la hora de adquirir productos o juguetes sexuales durante los últimos 13 años. Seguro que algunas os sorprenden.

Según los gustos de los ciudadanos, el vibrador es el juguete sexual favorito de los españoles, aunque no se corresponde con el primer puesto en el ranking de productos más comprados. A pesar de que este objeto sea nuestro preferido, el lubricante de agua o lubricante íntimo se ha convertido en el rey de las camas, ya que es el producto erótico más demandado por los españoles. Pero cuidadito, porque los siguientes puestos en este escalfón de ventas lo ocupan los vibradores y lubricantes anales.

No podemos caer en la obviedad de que los productos anales no son tan populares como el resto, porque si agrupamos los juguetes sexuales en grandes categorías, el 9% del consumo está dedicado a ellos. Los juguetes eróticos, en general, corresponden al 70% de las compras, seguido de los juguetes de pareja, que ocupan el 21% del consumo.

Sabemos que estás esperando saber quiénes son los españoles son más ‘juguetones’, pero antes de contaros esto hay que hacer una apreciación en cuanto a los resultados de comunidades españolas más consumidoras en el terreno sexual. Hemos observado que las regiones que más se preocupan de innovar y mejorar en la cama con la ayuda de estos juguetes son, también, las que más renta per cápita tienen, según el Instituto Nacional de Estadística. Así que, una vez más, tenemos que asumir que el dinero no nos da la felicidad –o en este caso, el placer–, pero sí nos lo pone en bandeja, ya que nos da más posibilidades de invertir en ello.

Redoble de tambores, porque el premio a los más innovadores en el terreno sexual es para...¡Madrid! Sí señores, los madrileños son los que más juguetes eróticos consumen en todo el país con una media de 12 pedidos cada 1.000 habitantes. ¿Podéis adivinar lo que más compran?

Los arneses sexuales triunfan en la capital como las palomitas en el cine, aunque también son muy populares los dildos y vibradores anales. Otro de los productos liderados por los madrileños en su consumo son los dedicados al rendimiento sexual, que son complementos dedicados al objetivo de mejorar en el sexo. Gustan mucho las bolas chinas para el fortalecimiento pélvico y los vibradores de punto G.

En el lado opuesto tenemos a las comunidades autónomas menos juguetonas, con una media de 3-4 pedidos cada 1.000 habitantes, y son Extremadura, Canarias, Ceuta y Melilla. Eso no impide que sean especialitos en sus compras, también hay que tenerlo claro. Melilla, por ejemplo, se decanta mucho por productos de azotes y por la lencería. También son muy fans de los lubricantes de sabores y masajes.

Los productos más demandados en Ceuta van destinados a la cosmética y al rendimiento sexual, como instrumentos y aceites de masaje. En las Canarias arrasan los vibradores con rotación, y en Extremadura son los vibradores anales realísticos los que se llevan la victoria.

Como podéis observar, algunas de las curiosidades de nuestros compatriotas son bastante sorprendentes. Asturias y Cataluña son las regiones que más lencería de cuero piden, y los desarrolladores de pene triunfan más en Castilla-La Mancha y Valencia.

Andalucía también es bastante consumidora de bolas chinas y, junto a Cataluña, una de las comunidades más compradoras de dildos gigantes. Cataluña también destaca por elegir dildos dobles, vibradores realísticos y vibradores de punto G, producto muy demandado también por los gallegos.

Con todos estos resultados solo podemos tener una clara conclusión: que para gustos los colores. Lo que resulta evidente es que los españoles cada año gastamos más dinero y tiempo en innovar en las relaciones sexuales. Y nos imaginamos que esto es una buena noticia, porque el sexo mejora la piel, favorece el sueño, adelgaza, disminuye el estrés, activa el sistema inmunitario e incluso es bueno para el corazón. Así que no se qué haces todavía leyendo este artículo en vez de estar follando...

FUENTE: shangay




COMENTA LA NOTICIA