Diferentes tés para deportistas





Todas las variedades de tés que provienen exclusivamente de la Camellia Sinesis o de la Camellia Assamica contienen teína, un excitante idéntico a la cafeína, pero menos intenso. Según la variedad, el contenido en teína varía pero también influye la temperatura del agua y el tiempo de infusión o procesado de la hoja. La teína y cafeína son excitantes que consiguen retrasar la fatiga y ayudan de forma significativa a quemar grasas, por tanto, sobre todo un té rojo antes del entrenamiento hará que quemes más. Si el entrenamiento va ser largo, también puedes tomar té rojo mientras entrenas.

El té no solo es un estimulante cerebral por su contenido en cafeína, también contiene flavonoides (epicatequinas, catecolaminas, etc.) que tienen numerosos efectos saludables: Los últimos estudios han encontrado que ayuda a prevenir infección, previene la diabetes, la caries, evita el sobrepeso y obesidad, protege frente a enfermedades autoinmunes... Hay muchas variedades, el té verde es el menos procesado y más rico en sustancias antioxidantes. El té rojo o pu-Erh ayuda a quemar grasas y a regular el colesterol y lípidos en sangre. El té negro es el más clásico y rico en cafeína y el té blanco es el té de lujo por sus cualidades excepcionales.

Todas las variedades de té contienen antioxidantes, son antiinflamatorias y neuroprotectoras. Además, pueden ayudarte a regular tu apetito, dado que tomar un té caliente a pequeños sorbos aumenta la sensación de "estómago lleno". También es una gran herramienta de hidratación durante el invierno, cuando más nos cuesta ingerir bebidas frías.

No obstante, la mayoría de los beneficios del té provienen de su contenido en cafeína, un excitante idéntico al del café al que en ocasiones nos referimos como teína en el caso del té, con una concentración que varía en función de los tipos de té, la temperatura del agua y el tiempo de infusión. Estos diferentes grados de concentración nos permiten “jugar” con los efectos del té en función del objetivo que pretendemos conseguir:

  • El té negro o de desayuno tiene un contenido medio en cafeína, y su efecto es más ligero que el del café, pero más prolongado en el tiempo, por lo que resulta perfecto para retrasar la fatiga tomado durante los entrenamientos prolongados. Contienen más teína que los verdes chinos y nos recomiendan tomarlos durante la actividad física para llenarte de energía o antes de ella.
  • El té rojo puede ayudarnos a quemar grasas si lo tomamos antes de entrenar.
  • El té verde tiene mayor en antioxidantes, por lo que es perfecto para recuperarnos de los entrenamientos intensos. Los verdes y blancos son muy beneficiosos para recuperarte tras el entrenamiento, además de que son antioxidantes y el rooibos, al no tener cafeína, es una genial fuente de hidratación durante el ejercicio.
  • El té blanco tiene un porcentaje de teína mayor que otros, pero, es óptimo para la reuperación y es que también tiene mayor poder antioxidante ya que proviene de la primera yema que germina antes de que salgan las hojas del té.

¿CUÁNTA CAFEÍNA ME APORTA CADA TIPO DE TÉ?

Comparamos su riqueza en cafeína con otras populares bebidas:
- Taza de 140 ml de café, 90 mg de cafeína
- Refresco de cola de 330 ml, 41 mg de cafeína
- Taza de té rojo (140 ml), entre 1-15 mg de teína
- Taza de té verde, 25 mg de teína
- Taza de té negro, entre 25 y 100 mg de teína
- Taza de té blanco, 28 mg de teína.

El té, además de hidratarnos, nos puede aportar multitud de beneficios según su origen. Hay un té y una forma de prepararlo para cada objetivo de tu entrenamiento. ¡Toma nota! Eso sí, elige una de estas opciones en función de lo que quieras potenciar, ¡ni se te ocurra tomar un té detrás de otro con la excusa de que uno es bueno para antes, otro para durante y otro para recuperar, porque acabarías como una moto!

FUENTE: Sport Life




COMENTA LA NOTICIA