Detienen en México a un sospechoso de seducir y estrangular a tres personas homosexuales





Agentes de la Policía Ministerial de Nuevo León detienen a Alán Díaz Guerreo, de 22 años de edad y natural de Toluca, después de que el Ministerio Público emitiera una orden de arresto al considerarle presunto auto autor de un asesinato, siendo ahora investigado por otros dos casos similares en los que sus víctimas también serían personas homosexuales que captaba en bares de ambiente para asesinarlos en sus respectivos domicilios.

El pasado 19 de noviembre era encontrado el cadáver de Francisco Javier Gutiérrez Moreno, de 37 años de edad, en su domicilio de la Colonia Jardines de Monterrey, en Apodaca. Había sido estrangulado con el cable de una plancha, considerándose a Díaz Guerrero como el principal sospechoso de su asesinato según investigaciones de la Región Norte de la Policía Ministerial. Según la investigación, también podría estar implicado en otros dos homicidios que habrían sido cometidos siguiendo el mismo modus operandi, siendo las víctimas igualmente personas homosexuales, que vivían solas y cuyos cadáveres habrían sido encontrados desnudos y estrangulados con cables de plancha, exactamente de la misma manera que Gutiérrez Moreno. También coincide que las tres víctimas habían estado en un bar del centro de la ciudad, que habrían abandonado en compañía del sospechoso, quien actualmente ya se encuentra en el Penal del Topo Chico.

Sólo el año pasado habrían sido asesinadas 52 personas homosexuales en México, país que se coloca el segundo del mundo, después de Brasil, en asesinatos a miembros del colectivo LGBT. A pesar de que muchos países africanos o asiáticas son considerados peligrosos para las personas homosexuales o bisexuales porque tienen leyes que castigan las relaciones entre personas del mismo sexo, Latinoamérica sigue siendo la zona más hostil hacia el colectivo LGBT. Muchos son lo que consideran que la Iglesia Católica sigue siendo el principal factor que desencadena el odio hacia homosexuales, bisexuales y transexuales, sin ir más lejos, las movilizaciones promovidas por altos cargos del clero lograban frenar el reconocimineto del matrimonio igualitario en toda la nación que había prometido su presidente, Enrique Peña Nieto. La homofobia está tan enraizada en la sociedad que hasta Guillermo Ochoa, portero de la selección de fútbol de México, habría pedido a la afición que dejaran de utilizar los insultos homofóbicos para jalear en los estadios, después de que FIFA hubiera les hubiera sancionado en varias ocasiones.

FUENTE: universogay




COMENTA LA NOTICIA