Detienen a 141 personas en un sauna gay de Yakarta





La policía de Yakarta irrumpe el domingo, 21 de mayo, en el edificio Atlantis de la capital indonesia donde arrestan a 141 sospechosos de estar realizando una fiesta sexual entre personas del mismo sexo en una sauna gay. A continuación se han difundido a los medios de comunicación las fotografías de las personas que se encontraban en el establecimiento, un hecho que ha alarmado a los activistas y grupos que luchan por los derechos humanos dado que es probable que muchas de esas personas no hubieran salido del armario para sus familiares previamente. Un portavoz de la policía ha declarado que se las detenciones se habrían producido bajo la sospecha de violar la ley de pornografía de Indonesia, una amplia legislación utilizada para castigar una serie de conductas sexuales.

«Nuestros agentes realizaron una investigación encubierta y realizaron una redada en el lugar el domingo», declara Nasriadi, un detective de alto rango, a los medios de comunicación sin dar su nombre completo, precisando que al menos 10 de los detenidos que se enfrentan a cargos penados con hasta 10 años de prisión si son acusados con cargos relacionados con la pornografía entre los que se encuentran bailarines, un entrenador del gimnasio, un recepcionista y un guardia de seguridad, así como dos clientes que estarían practicando sexo oral en el momento de la redada. Varios grupos de activistas y de asistencia legal han condenado la redada y unas detenciones que señalan como «arbitrarias», denunciando la violación de los derechos de los detenidos al fotografiarlos desnudos y facilitar la difusión de su imagen en las redes sociales, así como que fueran trasladados desnudos a la comisaría, o se les desnudara una vez llegaran allí. Entre los arrestados hay cuatro personas extranjeras: un británico, un singapurense y dos malasios a los que se les está interrogando en calidad de testigos.

A excepción de la provincia de Aceh, donde se aplica la ley sharia, mediante la que se castigaba a una pareja gay a 85 bastonazos la semana pasada, en el resto del país no es ilegal mantener relaciones entre personas del mismo sexo, sin embrago, los homosexuales son perseguidos a menudo por las autoridades, quienes demonizan al colectivo LGBT con afirmaciones tan absurdas como que la fórmula de la pasta instantánea y la leche envasada provoca la homosexualidad de los bebés o comparando el movimiento de igualdad con la guerra nuclear. Todo esto a pesar de las declaraciones de su propio presidente, Joko Widodo, alarmado por la creciente homofobia de su país, pero que no sólo no parece estar combatiendo, sino que fomenta cuando permite la confiscación de preservativos, bloquea aplicaciones de citas entre personas del mismo sexo o autoriza anuncios en los que se solicitan puestos laborales para personas exclusivamente heterosexuales. Es posible que no los recluyan en campos de concentración, todavía, como en Chechenia, pero, no parece que les falten ganas, por lo que se podría perfectamente de una purga de homosexuales también en Indonesia.

FUENTE: UNIVERSO GAY




COMENTA LA NOTICIA