Desafortunados enfrentamientos en la Marcha LGBT





Integrantes del frente autodenominado Fuerza Nacional México, quienes se oponen a la marcha del orgullo gay, se enfrentaron contra colectivos "anarquistas" que se solidarizan con el movimiento LGBTTTI frente a la Catedral Metropolitana.

Alrededor de las 14:30 horas, cuando una veintena de integrantes del Frente colgaba mantas en contra de la movilización, un grupo de casi 50 "anarquistas", quienes portaban palos de plástico y de madera, llegaron y los enfrentaron con gritos de "fuera nazis" y "no pasarán".

Sin embargo, debido a la intervención de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, los grupos fueron separados y el sector opositor a la marcha fue custodiado hacia la calle de Moneda, luego algunos frentistas entraron a la estación Zócalo del sistema de transporte metro.

Un grupo de 15 jóvenes "anarquistas" permanecieron en la Plaza de la Constitución, a la altura de la calle 5 de mayo, "por si regresaban los nazis", comentaron.

Los integrantes de Fuerza Nacional México organizaron una convocatoria para acudir a la marcha a través de redes sociales.

Consideran movimiento es 'comercial'

Un grupo de jóvenes encapuchados, que se manifestaron contra la supuesta "comercialización de la marcha del orgullo gay", subieron al escenario instalado en la columna de la Independencia para leer un comunicado en el que rechazaron la participación de políticos y corporaciones internacionales en la movilización.

Alrededor de 30 personas, quienes se identificaron como integrantes del Bloque Feminista y de la Disidencia Sexo-Genérica, aseguraron que para las empresas y los políticos, la comunidad LGBTTTI sólo representa un nido de mercado.

"Tu orgullo no nos representa, tu alianza con el poder nos causa asco. Con el poder político de los partidos y el gobierno, con el poder económico de las corporaciones y marcas. Para ustedes sólo somos un botín, un nicho de mercado, moneda de cambio en sus maniobras por el poder", señalaron.

Organizadores de la marcha inmediatamente se replegaron para quitarles el sonido, por lo que su mensaje lo tuvieron que dar sin micrófono, en el que señalaron que la "mercantilización de los afectos, la cultura de la violación, la centrificación de nuestros espacios y modos de vida, no olvidamos la apropiación de nuestras identidades ni la captación de nuestros movimientos por partidos políticos y marcas comerciales".

Los manifestantes, la mayoría de ellos jóvenes, apuntaron que "las proclamas gubernamentales, las declaraciones de políticos y personajes de la farándula" son palabras que se pierden en el aire y que no corresponden con la realidad.

FUENTE: AM




COMENTA LA NOTICIA