Cuídate del cancer y adelgaza comiendo verduras crucíferas





Las verduras crucíferas son súper alimentos que poseen notables propiedades para combatir el cáncer, esta es una de las tantas propiedades de estos vegetales. Las verduras de invierno o crucíferas pertenecen a la familia de las Brasssicaceae, donde en la lista de verduras crucíferas se encuentran el brócoli, coles, la rúcula, rábanos y coliflor.

Alimentos que poseen una alta cantidad de antioxidantes isotiocianatos y glucosinolatos, los que ayudan a contrarrestar los efectos de los radicales libres, reduciendo el riesgo de padecer cáncer y previniendo enfermedades cardiovasculares.

Lista de verduras crucíferas y sus propiedades para la salud

En la lista de verduras crucíferas se encuentran alimentos que contienen glucosinolatos, componente activo presente en estas verduras y que se encarga de protegerlas de sus depredadores, esto hace que estos alimentos tengan un sabor picante, aunque esto no es tan evidente en el brócoli por ejemplo. Otras de las propiedades de las verduras crucíferas es que son ricas en calcio, donde una ración generosa de coles aporta tanto calcio al organismo como un vaso de leche, lo que es muy bueno para los huesos y prevenir la osteoporosis.

Pero otra particularidad de estas verduras, es que son una gran fuente de potasio, vitamina K y magnesio, componentes muy importantes en la absorción de calcio en el organismo, manteniendo así en buen estado los huesos; de modo que este tipo de verduras son muy recomendadas para consumir para la recuperación de huesos, en dietas para la osteoporosis y después de fracturas o torceduras. Siendo además recomendables para dietas saludables en etapas donde se tiene un gran requerimiento de calcio, ya sea en la infancia, embarazo, lactancia, menopausia y vejez, en la lista de verduras crucíferas también se encuentra el repollo, Berza, hojas de mostaza, colinabo, nabo sueco, berros y arugula entre otros.

En cuanto a su propiedad para prevenir el cáncer, estas verduras contienen glucosinatos y una enzima llamada mirosinasa y cuando se pica, licua o masca estos alimentos, se rompen las células de esta planta, lo que permite que la mirosinasa entre en contacto con los glucosinatos; teniendo una reacción química que produce isotiocianatos, los que son un conocido compuesto anti cáncer. Los que tienen además la capacidad de desintoxicar y eliminar los cancerígenos, eliminas las células que son cancerosas y prevenir que crezcan los tumores.

Por eso varios estudios han demostrado que entre la lista de verduras crucíferas y se encuentran alimentos que combaten efectivamente el cáncer, por ejemplo; una o más porciones de col a la semana reducen en un 38% el riesgo de padecer cáncer de páncreas; mientras que una porción diaria de vegetales crucíferos reducen en un 50% el riesgo de padecer cáncer de mama.

Verduras crucíferas para adelgazar

Conocer la lista de verduras crucíferas es muy importante para cuidar la salud y percibir sus propiedades, las que también se relacionan con perder peso, Esto porque son verduras muy nutritivas y depurativas, siendo muy importantes de añadir a dietas para adelgazar y dietas para personas que tienen diabetes, sin dejar de mencionar que quienes tendencia al sobrepeso también deben comer estos vegetales.

En cualquiera de estos casos, es recomendable comer 3 veces a la semana col, brócoli, rabanitos y cualquier otro alimento que sea parte de las verduras crucíferas, ya que tienen un gran poder saciante debido a su alto contenido de fibra; pero además contienen un alto valor nutricional. Estas verduras también aportan minerales y vitaminas que son importantes para el corazón como es el caso del magnesio, potasio y ácido fólico. Sin olvidar sus propiedades antioxidantes que ayudan a mejorar la salud del hígado y ayudan a reducir el exceso de colesterol malo o LDL en el cuerpo.

El poder diurético de las verduras crucíferas se debe a su contenido de potasio, lo que ayuda a combatir la retención de líquidos y a luchar contra el sobrepeso. Pero es importante considerar que el consumo excesivo de estos alimentos puede ser irritante, esto por su efecto rubefaciente, lo que provoca sensación de quemazón o ardor en la piel, además de enrojecimiento; de modo que usar condimentos con alto contenido de glucosinolatos, como la mostaza no es recomendable para comer en personas que deben seguir una dieta para la gastritis, tienen dispepsia, acidez de estómago y úlceras digestivas.

FUENTE: Buena Salud




COMENTA LA NOTICIA