Consejos para la primera experiencia sexual gay





La primera experiencia sexual siempre es un momento clave en la vida de toda persona. Llegue pronto o tarde en tu vida, es importante vivirlo con naturalidad y disfrutar al máximo. Si además eres LGBT, muchos otros factores entran en juego. Factores que nos gustaría que no fueran tan importantes, como el miedo a hacerlo mal, al qué dirán o muchos otros.

Por eso, vamos a recopilar algunos consejos sencillos y rápidos para poder disfrutar al máximo de la primera experiencia sexual gay de tu vida.

1. Hazlo cuando te apetezca

Si ves que tus amigos y amigas ya están presumiendo de haber tenido sexo, no corras por miedo a ser "el último" o "la última". Hazlo cuando te dé la gana, y por supuesto, no te fies ni un pelo de la gente que presume tanto. Cuando lo hagas, hazlo por ti, no para irlo contando por ahí. La experiencia es tuya y nadie te la va a quitar.

2. Disfruta del juego previo

El foreplay es la clave de una buena relación sexual. Tanto en la primera como en las siguientes. Diviértete, juega, no tengas prisa, busca los puntos débiles de placer de tu pareja y déjate querer. No hace faltar correr, que todo llegará.

3. Si no es su primera vez, no te vengas arriba

Que no te intimide que tu pareja ya no sea virgen. Tú lo vas a hacer lo mejor que sabes y no intentes pasarte de la ralla para hacerte el "experimentado". No te comas la cabeza y disfruta al máximo sin obligarte a nada.

4. Protégete

Es la primera vez, pero seguro que has leído y escuchado sobre la protección. Ve con mucho cuidado, disfruta al máximo con toda la protección para evitar enfermedades de transmisión sexual, que no son divertidas ni agradables.

5. Es la primera, va a haber muchas más

Obviamente no te vamos a aconsejar que "te diviertas" porque ya te imaginas que esa es la idea y el concepto general del sexo. Disfrutar y compartir el placer con otra persona. Pero lo importante es que todo no saldrá a la perfección. Y en esos detalles que faltan has de encontrar el humor, la gracia y saberle quitar hierro al asunto. Es tu primera experiencia, puede ser divertida, aburrida, buena o mala, pero es la primera de muchas otras, así que tampoco es tan importante.

FUENTE: cromosomax




COMENTA LA NOTICIA