Conoce la importancia del nitrógeno en los deportistas





Si hablamos de nitrógeno a todos nos viene a la mente el elemento químico que es. Pero si ahondamos un poco más en él, veremos que se trata de un componente químico que encontramos en el organismo humano. El nitrógeno se obtiene a través de las proteínas, y por ello es importante el consumo de este nutriente en los deportistas, ya que la demanda de nitrógeno es mayor por parte del organismo cuando hacemos ejercicio. Para ello en esta ocasión queremos detenernos en este componente, concretamente en el balance del nitrógeno en el organismo.

La cantidad de nitrógeno en el organismo es la que determina el poder anabólico que tenemos. Es decir, el nitrógeno del organismo determinará el estado muscular. Por ello es recomendable en los deportistas mantener unos niveles de nitrógeno adecuados . Hay que tener presente que consumimos nitrógeno al hacer ejercicio y someter a los músculos a estrés. Este lo debemos reponer mediante la alimentación. Por ello vamos a hacer un breve repaso por los diferentes estados de nitrógeno del organismo.

Balance positivo de nitrógeno

En primer lugar tenemos el balance positivo de nitrógeno. Es el estado óptimo al que debemos llegar y consiste en que la cantidad de consumimos nunca rebasa a las cantidades que contenemos en el organismo. Es el momento en el que los músculos se recuperan mejor del ejercicio y consiguen un nivel anabólico adecuado. De este modo conseguiremos rendir más, ya que un músculo con buenas cantidades de nitrógeno será más efectivo.

Balance negativo de nitrógeno

En segundo lugar tenemos el balance de nitrógeno negativo. En este caso el consumo de nitrógeno es mayor que el que tenemos acumulado en el organismo. El nitrógeno en este caso se obtiene de los músculos y de los órganos del cuerpo. Si no lo reponemos mediante la alimentación podemos sufrir daños en algunos órganos. En este momento es cuando los músculos no rinden y entramos en la fase conocida como catabólica, en la que consumimos los músculos. Es importante reponer el nitrógeno a través de las proteínas que obtenemos con la alimentación.

Balance equilibrado de nitrógeno

El tercer balance sería el equilibrio. En este caso nos quedamos como estamos, es decir, el nitrógeno consumido es igual que el eliminado. En este caso el crecimiento y la regeneración muscular no existe. Es cierto que no es un estado malo en absoluto, pero no es el más adecuado si lo que queremos es crecer y seguir construyendo una masa muscular fuerte y que responda al ejercicio.

jnb

Efectos de la falta de nitrógeno

El nitrógeno lo eliminamos normalmente a través de la urea, es decir a través de la orina, por lo que se procesa por los riñones y el hígado. En este caso el exceso no es nada recomendable, lo mismo que hemos visto que la falta del mismo nos afectará pues hará nuestros órganos mucho más débiles y expuestos al ataque de radicales libres y bacterias. Lo ideal es tener siempre carga de nitrógeno y que sea mayor que el consumido.

Algunos consejos para conseguir un buen balance de nitrógeno

Para conseguir una carga positiva de nitrógeno a través de la alimentación vamos a recomendar una ingesta de proteínas de alta calidad que podemos encontrar en los huevos, carnes blancas, carnes magras, vegetales ricos en proteínas, legumbre y cereales. La dosis recomendada es de aproximadamente 2gr por kilo de peso al día en personas que practican deporte o tienen una actividad elevada. De este modo nos servirá como garantía a la hora de saber si estamos o no realizando una carga adecuada de nitrógeno. En el caso de no llegar a estos niveles, podemos ayudarnos de complementos alimenticios. Aunque siempre es mejor conseguirlo a través de una alimentación sana y equilibrada.

FUENTE: vitónica




COMENTA LA NOTICIA