Conoce el top 5 de los estereotipos gays favoritos





Le dicen "musculoca" a un hombre gay obsesionado con su figura. No se trata de ser delgados, estos hombres buscan acumular masa muscular para compensar la virilidad que por diversas razones (religiosas o culturales) piensan que pierden al ser homosexuales.

Aunque muchos lucen francamente sexys, otros cometen algunos errores imperdonables para quienes saben de ejercicio y dietas. Muchas veces se enfocan en la parte superior del cuerpo (pectorales y brazos) olvidando las piernas, lo que los hace lucir como "popotitos".

Otros consumen anabólicos y otros suplementos sin la adecuada asesoría, lo que provoca efectos negativos en su físico y lo peor, en su salud.

2. Jotita

Hombre extremadamente afeminado, por lo general extremadamente delgado o extremadamente pasado de peso. Idolatra a alguna estrella de pop internacional, en el "mejor" de los casos, en el peor, es fan de Thalia o Paulina, ya en los casos más bajos, de Marisela o Edith Márquez.

Las jotitas son el grupo más discriminado dentro de la comunidad gay, por su forma de expresarse y moverse, son víctimas de burlas, bromas pesadas y repudio generalizado.

3. Gaymer

Gays gamers, es decir fanáticos de los videojuegos. Por lo general se reúnen en grupos para disfrutar increíbles tardes de competencias jugando sus títulos favoritos. Aunque tengan más de 30, su actitud los hace parecer muchachitos de 17.

Los gaymers ligan cuando juegan en línea, casi no tienen sexo casual porque para ellos lo más excitante es enfrentar a un chico guapo en una partida de videojuegos. Siguen organizando pijamadas o viajes en grupo al antro ¡que oso!

Como no son feos, tienen suerte a la hora de ligar, pero cuando te le acercas a uno de ellos, su ñoñez arruina todo lo demás.

4. Osa

En femenino, porque en masculino es una simple clasificación del colectivo gay. Pero "osa" es despectivo. Se trata de hombres robustos con mucho vello corporal, barba y apariencia de macho, pero cuando se encuentran en su "cueva", las "osas" son todo menos masculinas.

Por lo general quienes se sienten rechazados (sexualmente) por algún "oso", termina llamándolo "osa". La verdad es que este grupo gay es muy selectivo y no todos caen en su gracia. Disfrutan de un estatus especial dentro de la comunidad, son muy unidos y nunca se dejan ningunear ¡Cuidadito!

5. Moderna

Es un gay sin personalidad. Producto de una entorno heterosexual, ha dejado que la sociedad moldee su frágil opinión y apariencia. Cuando una "moderna" descubre que puede ser libre y que no tiene nada de malo ser gay, se emociona.

Pero esta emoción lo hace caer en una serie de imitaciones mal empleadas. Intenta ser como otros gays, copiando la forma de vestir y actuar, también tratan de seguir las últimas tendencias musicales o fílmicas, para verse más "moderna" y entonces como todos sus gustos son adquiridos a base de la imitación, se nota que toda su personalidad es un chantaje social.

Nota:

Lo importante es reflexionar el por qué utilizamos estos adjetivos calificativos para llamar a los gays y no clavarnos. Cualquiera pudo haber caído en el error de usar alguno de estos términos u otros que no enlistamos, sin embargo, poco a poco, sería bueno eliminarlos de nuestro vocabulario; catalogar a la gente es una conducta social negativa.

Es importante señalar que debido a la "tradición" machista todos estos términos se utilizan en femenino, para destacar la supuesta "inferioridad" de estos hombres gays.

FUENTE: Tumblr.




COMENTA LA NOTICIA