Como reducir la grasa abdominal





No existe un número mágico de crunches abdominales que una persona pueda hacer para obtener un abdomen marcado. Esto se logra solamente reduciendo la grasa corporal para permitir que los músculos abdominales se vean, ya que la causa más común de que esto no ocurra no es falta de entrenamiento, sino que simplemente se encuentran eclipsados por una capa de grasa.

La mayoría asocia el concepto de entrenamiento de fuerza con aumento de masa muscular y elevación del metabolismo, pero lo que muchos ignoran es que este tipo de entrenamiento puede ayudarnos a reducir la grasa abdominal. En un estudio, investigadores siguieron un grupo de mujeres que levantaban pesas tres veces por semana durante 16 semanas. Finalizado ese tiempo, las mujeres presentaban grasa abdominal significativamente reducida (al igual que la grasa en el resto del cuerpo) y un aumento de fuerza y de masa muscular. El entrenamiento de fuerza no sólo no llevará a un cuerpo más delgado, sino a una sección media más esbelta también.

Si no estamos levantando pesas, no hay mejor momento que el ahora para comenzar. Un programa que utilice este tipo de entrenamiento 2 ó 3 veces a la semana es una excelente forma de comenzar, y deberemos consultar con un entrenador personal para obtener una rutina que se ajuste a nuestras necesidades específicas.

Hacer más ejercicio

1323456355384-8_Trucos_para_adelgazar.jpg

No existen dudas de que cualquier cantidad de ejercicio es bueno para nuestro organismo, pero mientras más hacemos podremos deshacernos de mayor cantidad de grasa. En un estudio se evaluó la grasa abdominal de personas involucradas en diversas cantidades de ejercicio. Aquellos que entrenaban más (alrededor de 200 minutos a la semana) y a la mayor intensidad (de 80 al 90% del máximo ritmo cardíaco) perdieron la mayor cantidad de grasa en comparación con los demás.

Esto quiere decir que para obtener los mejores resultados posibles necesitaremos hacer ejercicio de alta intensidad por alrededor de 30 minutos al día. No debemos perder el entusiasmo si nuestro cuerpo no está capacitado para ese nivel de ejercicio, sino simplemente empezar con ejercicio más liviano.

Es importante recordar que cualquier cantidad de ejercicio es buena. Si tan sólo podemos hacer cinco minutos de ejercicio, son cinco minutos en los que podemos contar. Tampoco debemos olvidar que aumentar nuestra resistencia y fuerza llevará algún tiempo, y si tan sólo estamos empezando, nuestro cuerpo necesitará tiempo para acondicionarse.

FUENTE: Tener Buena salud




COMENTA LA NOTICIA