Combina tu proteína con otros alimentos para perder peso





INTRODUCCIÓN

Los nutriólogos aman estas recetas para construir músculos -ninguna de ellas incluye un licuado de proteína.

Fuentes: Nutriólogos Giorgie Fear, autor de Lean Habits for Lifelong Weight Loss; Tori Holthaus, fundadora de YES! Nutrition; doctor Albert Matheny, especialista certificado en acondicionamiento y fortalecimiento físico (C.S.C.S. por sus siglas en inglés) y socio del SoHo Strength Lab y dietista en ProMix Nutrition; nutrióloga del deporte y C.S.C.S, Marie Spano.

MANERA # 1

Substituye un cuarto de la harina de un hotcake, wafle o muffin con proteína en polvo. Prueba con una de sabor si te sientes muy creativo. Mezcla todos los ingredientes en seco antes de añadir líquidos.

MANERA # 2

Combina tres cucharadas de mantequilla derretida y 20 bombones en un sartén y caliéntalo hasta que se derrita. Después, agrégale dos tazas de proteína en polvo de tu elección y media taza de coco tostado. Coloca la mezcla en un sartén engrasado y déjala enfriar. Ponle algo de matcha como topping para tener una versión cargada de proteína de snacks de arroz inflado.

MANERA # 3

Licúa una medida de proteína en polvo sabor vainilla en tu café de la mañana. Quedará cremoso y espumoso como un capuchino.

MANERA # 4

Añade una medida de proteína en polvo de suero de leche sin sabor y brócoli al vapor rebanado (el cual también tienen proteína) en tu receta normal de masa para pizza. Si la compras ya hecha, agrégale la proteína y amásala para prevenir grumos.

MANERA # 5

Mezcla una medida de proteína en polvo y una cucharada de crema de cacahuate en tu avena de la mañana. Carbohidratos + proteína + grasa saludable = el desayuno perfecto para perder peso.

MANERA # 6

Mezcla una taza de avena precocida, media taza de crema de nuez, miel y una medida de proteína en polvo para preparar sencillos snacks de proteína. Puedes añadir frutas secas, especias (prueba con canela), calabaza o tus semillas favoritas.

MANERA # 7

Mezcla proteína en polvo en tu yogurt griego. Solo necesitas media medida, debido a que el yogurt ya es rico en proteína.

MANERA # 8

Para que tu sopa sea más llevadora, utiliza una licuadora para mezclar proteína en polvo sin sabor en caldos o cremas. (Una medida por porción es una buena proporción). Si quieres agregarle vegetales o algún otro ingrediente a tu sopa, añádeselo después de licuarla.

MANERA # 9

Llena tu plato normal de desayuno con una mezcla de aguacate, proteína en polvo, leche de almendras, uvas verdes sin semillas, chía y jugo de limón. Adorna con más aguacate, coco rallado, semillas de sésamo y uvas rebanadas.

MANERA # 10

Combina un par de cucharadas de proteína en polvo sin sabor en aderezos y dips, como humus o guacamole. Para evitar los grumos, añádela poco a poco.

MANERA # 11

Prepara tus propias barras de proteína: mezcla un cuarto de taza de proteína en polvo, una cucharadita de crema de nuez, dos cucharadas de fibra soluble (como suero IMO) y una pizca de aceite de coco, lo que ayudará a que se endurezca en el refrigerador o a temperatura ambiente.

MANERA # 12

Añade proteína en polvo sin sabor a platillos preparados como el risotto. Combina cucharaditas poco a poco hasta que logres la consistencia deseada.

MANERA # 13

Añade una medida de proteína en polvo de suero de leche sabor chocolate a tu crema de cacahuate (o de otro tipo de nuez). Es una combinación celestial.

MANERA # 14

Utiliza proteína en polvo para substituir un cuarto de taza de la harina de una receta de galletas. De este modo, se convertirán en un snack perfecto para antes o después de entrenar. Escoge el sabor que más te guste.

MANERA # 15

Mezcla una medida de proteína en polvo con tu pudín de chía favorito. (Debido a que el polvo de proteína es muy absorbente, igual que la chía, tendrás que añadir más líquidos también).

FUENTE: Men's Health




COMENTA LA NOTICIA