3 historias de chicos trans que te van a emocionar





La visibilidad de la transexualidad se consigue conociendo de cerca las historias de las personas que viven en primera persona lo que es un cambio de sexo. Los medios de comunicación suelen cubrir de una forma mayor los casos de mujeres que nacieron siendo hombres, pero no tanto el caso inverso. Por eso hoy vamos a contarte tres historias de chicos trans que seguro que te van a emocionar.

Jamie Raines

En muchos casos, hablar de ello e incluso crear un diario sobre tu transición es una forma de lidiar con todos los cambios emocionales, hormonales y físicos que se van a vivir. Jamie decidió escribirse una carta a sí mismo sobre lo que significaría cambiar de sexo. Tras ver un documental en el que se explicaba la transexualidad se dio cuenta de que lo que le pasaba es que se sentía hombre. Es algo importante, porque nos demuestra que tener referentes puede cambiarte la vida a mejor.

Y no solo eso: decidió compartir un timelapse con fotos suyas desde pequeño hasta ahora, para mostrar sus cambios y como ha llegado a ser el chico que es hoy:

Colter Alexander

Si por algo se hizo famoso Colter Alexander fue por la forma directa y sin tapujos con la que contempló su cambio de sexo. Hormonado, con aspecto de hombre, no se cortó un pelo en compartir fotos sin camiseta y sin la mastectomía hecha, es decir, aún con pechos. Decidió tomar las riendas de su historia y tuvo muy claro que quería ser un ejemplo para todas y todos, dejando claro que lo importante es quererse a uno mismo y no sentirse mal por tener un cuerpo diferente que no entra dentro de los cánones del sistema.

Jaimie Wilson

Aunque los mensajes siempre sean positivos, las historias siempre tienen tintes oscuros, como es el caso de Jaimie Wilson. Tiene 21 años y ya ha hecho el cambio de sexo para ser el hombre que siempre ha sentido que era, pero anteriormente tenía una carrera musical cuando su aspecto era el de una chica. Cuenta con 200.000 fans en Facebook, pero tiene claro que ha sido muy duro, ya que ha perdido a muchos amigos y familiares por el camino, que no le han apoyado cuando deberían. Una historia triste pero valiente, que no recuerda que lo importante somos nosotros y que no podemos vivir engañados eternamente.

FUENTE: cromosomax




COMENTA LA NOTICIA