¿Problemas de espalda? Te decimos como no detener tus ejercicios





Pasar mucho tiempo sentados en el trabajo o la escuela, o el uso rudo de nuestro cuerpo, puede provocar un malestar de lo más común, pero no por ello menos doloroso: dolor de espalda.

A veces, por lo mismo del dolor de espalda y la incomodidad o el miedo de lastimarnos más, no queremos hacer ejercicio, pero siempre es necesario hacerlo, y hay varias opciones para realizarlo sin lastimarte más.

Natación

Un deporte que se puede practicar con mucha más seguridad para nuestra integridad física, sin riesgo de que alguien te golpee o agregar más dolor a nuestro cuerpo, por el contrario, el contacto con el agua y los movimientos de las brazadas ayudan a dar terapia a nuestros músculos y desinflamarlos; o también, a que sean más ágiles.

Bicicleta

Es una actividad que se puede hacer cotidianamente y no necesariamente implica dedicarle horas y horas enteras, sino de un uso regular y eventual; por ejemplo, utilizarla para el trayecto de casa a nuestro lugar de trabajo; o en algún trayecto que sea considerable para hacer ejercicio, pero teniendo cuidado de no forzar demasiado la espalda.

Pilates

Existen rutinas de pilates que son muy básicas y que por lo mismo suelen ser de leve impacto para el cuerpo, especialmente menos dañinos para la espalda, pero que también te ayudan a mantenerte en forma, sin tener que prescindir por completo del ejercicio.

Pesas

Algunos entrenamientos que implican pesas pueden ser adecuados para fortalecer brazos y bíceps, lo que nos ayudará a tener también mayor fortaleza en la espalda; siempre hay que tener cuidado con la cantidad de peso que se utiliza y no abusar, para que todo funcione de lo mejor.

Pero sobre todo, recuerda siempre atenderte con un profesional. Él podrá decirte qué clase de ejercicios puedes hacer y cuáles no. ¿Qué otro ejercicio te ha ayudado a ti?

FUENTE: Precinto 56




COMENTA LA NOTICIA