¿Por qué es bueno consumir la L-Carnitina?





¿Qué es la carnitina?

La L-carnitina es un nutriente conocido por ayudar al cuerpo a transformar las grasas en energía.

La carnitina moviliza la grasa almacenada en el organismo y la quema durante el ejercicio físico. Se produce en el hígado y en los riñones y se guarda en el esqueleto muscular, el corazón, el cerebro y el esperma. Este suplemento es beneficioso tanto para el deporte, como para la salud general.

A continuación, le mostramos algunas de las razones por las cuales debe consumir suplementos de L-carnitina.

L-carnitina y el deporte

Algunas investigaciones científicas indican que la carnitina mejora el rendimiento físico. A pesar de presentar diversos problemas de salud, los voluntarios sujetos a un estudio en concreto mostraron considerables mejorías en cuanto a rendimiento y resistencia.

Ciertos estudios científicos han mostrado que la carnitina también reduce la masa grasa. Esto se debe a que la L-carnitina emplea las grasas como fuente de energía. Mientras pierde grasas, gana energía.

Por lo tanto, no es de extrañar que la carnitina se haya asentado firmemente en el mundo de la suplementación deportiva.

Ventajas de consumir L-carnitina

Varios estudios científicos han demostrado que la carnitina es un suplemento eficaz para tratar diferentes problemas de salud. (Click en la imagen)

L-carnitina

1 Problemas cardiacos

La angina es un dolor que aparece en el pecho debido al bajo abastecimiento de oxígeno al músculo cardiaco. Varios ensayos médicos indican que la L-carnitina puede ayudar a reducir los síntomas de la angina y a mejorar el rendimiento físico de aquellos que padecen este problema.

Algunos breves estudios sugieren que las personas que consumen L-carnitina justo después de un ataque al corazón tienen menos posibilidad de volver a sufrir un ataque o de padecer otro tipo de dolores en el pecho.

De igual manera, otros estudios sugieren que la carnitina puede ayudar a aumentar los índices de energía en personas que padecen problemas cardiacos.

Sin embargo, no es necesario recordar que en estos casos no debemos automedicarse, sino acudir a un profesional de la salud, para saber cuál es el mejor tratamiento para cada uno.

2 Estrés oxidativo

El estrés oxidativo se produce cuando existe un desequilibrio entre la producción de radicales libres (perjudiciales para el organismo) y la de los compuestos biológicos capaces de eliminarlos. De hecho, la carnitina se incluye desde hace poco tiempo en los tratamientos médicos para reducir el estrés oxidativo debido a sus efectos sobre el organismo.

3 Alzheimer y problemas de memoria

Algunos estudios han demostrado que la acetil L-carnitina puede retrasar la aparición del alzhéimer, además de mejorar la memoria en personas de edad avanzada. Sin embargo, otros estudios no han encontrado ninguna relación relevante entre la carnitina y el alzhéimer. Se necesitan más informes para establecer una posición clara sobre este tema.

4 Infertilidad

Los hombres que padecen déficit de carnitina son más propensos a producir niveles bajos de esperma, lo que favorece la infertilidad masculina. Diversos estudios han demostrado que la suplementación con L-carnitina puede aumentar la producción de esperma y reducir la infertilidad.

5 Enfermedad de Peyronie

La enfermedad de Peyronie se caracteriza por una curvatura del pene causada por el bloqueo del flujo sanguíneo que provoca dolor y malestar durante las relaciones sexuales. Un estudio comprobó que la acetil L-carnitina puede reducir el dolor físico y la aparición de esta enfermedad.

6 Hipertiroidismo

El hipertiroidismo es un desorden que se da cuando la glándula tiroidea fabrica más hormonas de las que el cuerpo necesita. Si no se trata a tiempo puede dañar gravemente diferentes órganos.

La L-carnitina puede ayudar a prevenir y a disminuir los síntomas provocados por este desorden.

7 Fuentes de carnitina

La carnitina se encuentra en la carne roja (especialmente en la de cordero) y en los productos lácteos. También está presente en menores cantidades en algunos pescados, aves domésticas, espárragos, aguacate y manteca de cacahuete.

FUENTE: Mundo Fitness




COMENTA LA NOTICIA