¿Piel grasa? Te damos algunos cuidados cosméticos para combatir este problema.





La piel grasa en el hombre es un arma de belleza masculina incomprendida. Es el tipo de piel más común por razones hormonales, es más gruesa y produce más sebo. Tiene sus ventajas e inconvenientes pero el mayor problema es que no recibe los cuidados básicos que necesita.

Los hombres con piel grasa tienden a descuidarla. Para empezar, no tienen sensación de tirantez en el rostro, sin esa necesidad a cubrir muchos no aplican ningún tratamiento facial. Lo cual nos lleva a otro problema común: la deshidratación.

El tercer problema también es por cuidados cosméticos básicos inadecuados. Es una piel que brilla por exceso de sebo, la sensación pringosa es desagradable y muchos hombres se limpian la cara con jabones agresivos. El resultado de este gesto de limpieza inadecuado es un confort pasajero, como un parche que no soluciona el verdadero problema. La piel se reseca, se deshidrata más y normalmente existe un efecto rebote. ¡Alerta máxima!

Es una verdadera lástima porque se puede cuidar la piel grasa para que esté bien hidratada y controlar el exceso de grasa con gestos y cosméticos adecuados. Ese sebo mantiene la piel grasa mucho más lejos de la arrugas, a cambio hay que estar alerta a la flacidez cutánea. Al ser una piel gruesa, la gravedad no perdona y se descuelga: hay que aplicar un tratamiento reafirmante.

Estos son los cuidados básicos más importantes a seguir:

* Limpieza: no vale cualquier jabón, debe estar formulado para aplicar en la cara y no agredirla. Lo mejor es el gel limpiador porque arrastra mejor el exceso de sebo, la sensación de limpieza y frescores agradable. Lo mejor: limpia sin deshidratar.

  • Hidratación: es muy importante mantener el nivel de hidratación de la piel. Lo necesitan las células cutáneas y el espacio entre ellas (espacio intercelular). Recuerda que el hombre tiene un 60% del peso corporal de agua.
  • Nunca nutrir: la piel grasa no necesita nutrición, huid de los cosméticos nutritivos como del inspector de hacienda. El resultado sería cantidad de nuevos granitos además de la sensación pegajosa en la piel. El único producto graso que beneficia a este tipo de piel es el aceite de jojoba.
  • Purificar: significa limpiar el exceso de sebo, reequilibrando el Ph de la piel. Lo conseguiras con productos de limpieza purificantes (limpiador, tónico, exfoliante) y tratamientos faciales (fluídos y geles purificantes). Una buena combinación es utilizar un serum hidratante y un fluído purificante como rutina cosmética de día.
  • Regular el sebo: si tu piel es muy grasa, es un gran error no aplicar un cosmético seborregulador. Son fluídos hidratantes con una función añadida: bajar el nivel de sebo de la piel. Con el uso diario, este tipo de cosmético logra que las glándulas sebáceas produzcan menos sebo. ¡Funcionan, vaya si funcionan!
  • Reafirmar: a medida que pasa el tiempo, la piel masculina presenta flacidez. Es un problema generalizado pero las pieles grasas suelen acusarlo más. Es una buena idea que utilices uncosmético reafirmante como prevención a partir de los 30 años. Puede ser un serum, la crema de día o la de noche.

Los años no perdonan y la piel envejece. Pero cuidarla adecuadamente y darle lo que necesita mantendrá la piel joven más tiempo. En el caso de la piel grasa, te aportará además el confort que buscas desde una temprana juventud. Buscad siempre productos oil-free y tened paciencia regulando el exceso de grasa.

FUENTE: Trendencias Hombre




COMENTA LA NOTICIA