¿Las apps y los gadgets en verdad ayudan a perder peso?





La tecnología cada vez apuesta más al rubro salud y por ello, hay un sinnúmero de gadgets y aplicaciones que se destinan a mejorar la dieta y/o incentivar la actividad física. Sin embargo, ¿realmente ayudan a perder peso?

Los pro del uso de tecnología

El uso de aplicaciones móviles o de wearables, cuantificadores u otros gadgets al momento de adelgazar puede ofrecer diferentes beneficios, tales como facilitar la toma de conciencia y el registro mental de la actividad que realizamos y/o de la dieta que llevamos.

Es decir, la tecnología puede favorecer la autoevaluación de nuestros hábitos y ello, ha sido asociado a una pérdida de peso superior. Además, pueden facilitar los registros al volver más sencilla la tarea de apuntar lo que comemos y la cantidad así como al detectar automáticamente la actividad que realizamos, los pasos dados o el tiempo que pasamos en actividad y sentados.

Un estudio publicado en la revista Obesity comparó el adelgazamiento en quienes usaron estrategias tradicionales de automonitoreo o autoevaluación y quienes usaron gadgets o gadgets más tecnología móvil, y éstos últimos eran los que más peso habían perdido, por lo tanto, en este sentido la tecnología puede ofrecer una gran ventaja.

1366 2000

Por otro lado, muchos gadgets cuantificadores o wearables y aplicaciones móviles poseen funciones que nos motivan a comer mejor o a movernos más y ello, puede ser de mucha ayuda para mejorar nuestros hábitos, tal como ha comprobado una investigación publicada en 2014.

Todas estas funciones que tienen muchas aplicaciones móviles o gadgets nos permiten potenciar estrategias tradicionales al momento de perder peso y así, pueden ofrecer beneficios cuando buscamos adelgazar.

Los contra de la tecnología

Así como la tecnología puede ofrecer ventajas para perder peso y posee muchos pro, su uso tiene algunas contra que debemos conocer.

En primer lugar, el automonitoreo que gadgets y aplicaciones facilitan puede no ser del todo preciso, porque como usuarios debemos tener la constancia de registrar aquellos alimentos ingeridos o el tiempo de actividad en el caso de las aplicaciones móviles, así como por ejemplo, podemos fallar al indicar la cantidad de determinada comida ingerida.

Por otro lado, un estudio del Colegio Americano de Ejercicio comprobó que muchos gadgets cuantificadores son precisos en contabilizar los pasos dados pero no tanto en mostrar las calorías quemadas. Y muchos datos pueden variar su precisión de acuerdo a la actividad que se realiza.

1366 20002

Asimismo, los wearables y aplicaciones pueden incentivar la práctica de ejercicio en algunas personas pero no producen igual efecto en todas las personas, por lo que su efectividad es variable. Incluso, muchas veces sucede que el efecto positivo sobre dieta y ejercicio es temporal, y pasado cierto tiempo de uso de la tecnología los hábitos no muestran mejorías respecto a lo que eran antes de su uso.

Otro aspecto importante es que mucho depende de la afición de cada persona al uso de gadgets y aplicaciones móviles y también, de la elección correcta de la tecnología que vamos a usar, algo que no resulta tarea fácil dada la gran variedad de opciones que hoy encontramos en el mercado.

Con estos datos, debemos saber que el uso de gadgets y aplicaciones móviles pueden servir para adelgazar siempre y cuando se utilicen como complemento de otras estrategias y recursos avalados y sugeridos por profesionales de la salud, pues por sí sólos pueden no ser de gran utilidad o incentivar errores sin que nos demos cuenta.

Y ustedes, ¿utilizan la tecnología para perder peso? ¿Crees que los gadgets y aplicaciones ayudan a mejorar hábitos?

FUENTE: trendenciashombre




COMENTA LA NOTICIA